El envío de paquetes es uno de los principales dolores de cabeza de los profesionales del ecommerce.

El envío y entrega del producto son las dos últimas etapas de la relación entre ecommerce y comprador. Y, desgraciadamente, suelen ser las que más insatisfacción causan en el consumidor.

Es importante que, al preparar el envío de tus paquetes, tengas muy en cuenta qué puedes mejorar, cómo fidelizarlo y cómo reducir costes y tiempos de entrega.

En esta infografía, te damos 10 consejos para optimizar los envíos de tu ecommerce.

Gestiona tu stock de manera eficaz

El primer paso es gestionar correctamente tu stock, sin importar si lo tienes en tu propio almacén o si haces dropshipping. Es un problema muy común vender algo y darte cuenta -demasiado tarde- de que no tienes ese artículo disponible.

Seas un ecommerce pequeño o grande, tienes que asegurarte de que la gestión de tu stock sea eficaz.

Embala el producto

El embalado de tus productos es una etapa que puede consumir mucho tiempo si no se ha previsto con antelación.

Asegúrate de tener suficientes cajas, papel y elementos de protección disponibles para los diferentes tipos de producto que vendes. Si esperas al último momento para revisar este aspecto, el proceso puede alargarse mucho más de lo necesario.

Cuidado con el etiquetado

Obviamente, una parte de tu paquete tiene que estar disponible para añadir el etiquetado.

El formato del etiquetado variará según la empresa que realice el envío (o el destino). Una manera de ganar tiempo en el etiquetado es utilizar una plataforma que centralice todos los modelos de etiqueta de tus pedidos. Hay sistemas de gestión que pueden integrarse con tu ecommerce, y que incluyen toda la funcionalidad para distintos transportistas.

Asegúrate de incluir en el etiquetado la información de contacto, por si el transportista tuviera algún problema.

Personaliza tus paquetes

El envío es el momento perfecto para fidelizar al cliente.

Durante la preparación de tus paquetes, no dudes en dedicar un poco de tiempo a personalizar los paquetes. ¿Cómo? De muchas maneras: un packaging algo diferente, un pequeño regalo sorpresa, un código de descuento, un mensaje personalizado…

Escoge bien a tus proveedores

Es muy recomendable ofrecer más de una opción de envío a tus compradores: urgente, económica, el punto de recogida, a domicilio… Pero esto suele suponer trabajar con varios agentes logísticos.

Hay plataformas que se integran con tu ecommerce y que te permiten escoger automáticamente la mejor opción. 

Piensa en asegurar tus envíos

Tus paquetes viajan mucho (ése es el objetivo) y todo trayecto tiene sus riesgos. Te recomendamos encarecidamente que te plantees asegurarlos contra riesgos de pérdida o de daños. Los envíos internacionales implican más riesgo que los locales, tanto por la distancia recorrida como por los cambios entre un medio de transporte a otro.

¿Envías a España o internacionalmente?

Como te hemos dicho, los envíos internacionales son más complejos, sobre todo si sales de Europa.

La internacionalización de tu ecommerce tiene que tener en cuenta la logística. Para cada nuevo mercado, tendrás que estudiar los costes de envío, la regulación y los requerimientos de aduana. La mayor parte de transportistas ofrecen servicios para acompañarte en este proceso.

Otro documento importante a tener en cuenta son los incoterms: unas reglas que te informan de la responsabilidad de comprador y vendedor en un envío internacional.

Optimiza la recogida del paquete por el transportista

El crecimiento en el número de transportistas supone un mayor número de recogidas.

Hay distintas soluciones. Los transportistas pueden recoger los paquetes directamente de tu almacén o puedes ir tú mismo a Correos a entregar el producto.

Piensa en optimizar esta etapa, que puede consumir mucho tiempo. Puedes, por ejemplo, buscar sistemas que centralicen todos tus envíos para evitar ir y volver demasiadas veces.

Informa a tus clientes

Uno de los elementos esenciales al enviar un paquete es que el cliente esté al tanto de lo que está ocurriendo.

Tus clientes quieren poder acceder a la mayor información posible del estado de su envío (en tiempo real). Los envíos “opacos”, en los que el consumidor no sabe qué está ocurriendo, son uno de los principales motivos de insatisfacción en la compra online.

Facilita las cosas al comprador

La entrega del paquete es el momento final, y el éxito de la misma es clav esi queremos fidelizar al comprador.

Tienes que trabajar todo lo posible para que el consumidor reciba el paquete en las condiciones más satisfactorias. Te recomendamos que ofrezcas varias opciones de recogida, e incluso franjas horarias de entrega si se va a hacer a domicilio.