¿Sabías que el 98% de los usuarios seleccionan una negocio que se encuentra en la primera página de las SERPs (resultados de búsqueda), según BrightLocal? Probablemente la realidad muestre un porcentaje menor, pero el dato sigue subrayando la importancia del posicionamiento web en el comercio electrónico. No sorprende, pues, que cada vez más empresas decidan incluir estrategias SEM en sus campañas de marketing.

Más conocido como SEM, el search engine marketing se ha convertido en uno de los aliados indiscutibles de los ecommerces, permitiéndoles aumentar sus ventas a través de la publicidad pagada. Otras ventajas incluyen la rentabilidad del tráfico dirigido y segmentado, el reconocimiento y construcción de marca o la posibilidad de medir y monitorear los resultados.

Sin embargo, invertir en campañas de SEM no es como apostar a caballo ganador. Hay que trabajar muy duro para conseguir buenos resultados. Los mejores ecommerce lo consiguen gracias a algunas de las tácticas SEM que descubrirás a continuación.

¿Cuáles son las mejores prácticas de SEM? 7 que debes conocer

Optimiza las ventas con una landing page

Las páginas de destino personalizas están detrás de las campañas SEM con mejores resultados. Por contra, enviar a los usuarios y posibles compradores hacia una página genérica no sólo estará limitando las posibilidades de conversión, sino que además podría generar confusión con los términos de búsqueda.

Por ejemplo, si un cliente busca zapatos de tacón de Armani, no debe ser redirigido a la categoría general de calzado masculino, donde tropezará con snickers de NIKE y otros productos sin relación. ¡Sería un error fatal, pues no está interesado con dichos calzados!

No obstante, no se debe malinterpretar este consejo. No todas las estrategias SEM requieren una página personalizada de destino. Por ejemplo, en las campañas de retargeting se utiliza la misma ficha de producto o categoría que visitó el cliente con anterioridad.

Apuesta por vídeo marketing en tus campañas SEM

Otra de las tácticas SEM más interesantes es apostar por formatos tan innovadores como el vídeo. La mayoría de los anunciantes se limitan a utilizar enlace de texto o banners con imágenes en el mejor de los casos. Sin embargo, una imagen en movimiento ofrece mayores posibilidades de conversión.

En este sentido, las marcas no deben olvida que Alphabet, empresa matriz de Google, también es propietaria del segundo buscador más utilizado, YouTube. No hace falta mencionar las ventajas de promorcionarse en Google y en YouTube al mismo tiempo.

Márcate objetivos y cuotas mensuales

Si los mejores comerciales de ventas se imponen metas y cuotas semanales y mensuales, ¿por qué los equipos de marketing no deberían hacerlo mismo con sus campañas de SEM? De esta forma, los profesionales implicados podrán trabajar tomando una referencia clara. Los objetivos no siempre serán vender; a veces serán conseguir una mayor visibilidad o recuerdo de marca.

Por otra parte, establecer previamente los objetivos comerciales es vital para decidir cuál será el CPC máximo a pagar. ¿Compensará pagar un precio determinado por X número de clics?, ¿habrá un retorno positivo de la inversión o se trata de una meta poco rentable?

Incrementa la segmentación de clientes objetivos

Otra de las mejores prácticas de SEM consiste en mejorar la segmentación de las campañas. Esto es crucial para obtener un mayor número de clicks y una mayor rentabilidad del presupuesto disponible. Para lograrlo, la creación de un buyer persona avanzado es un primer paso necesario. ¿Cómo, si no, podremos incrementar el grado de segmentación de nuestras campañas SEM?

Una buena forma de optimizar la segmentación es implementar los comportamientos pasados, útiles para comprender los intereses de los consumidores y sus tendencias de comprar. Los datos demográficos (edad, el género o la ubicación, entre otras) también tienen una gran importancia, así como el contexto, es decir, dónde y cuándo se realizan las búsquedas. Esto último no se aplica únicamente al SEO local, sino también a los anuncios PPC destinados a consumidores de una región o ciudad determinada. Con toda seguridad, una de esas tácticas SEM que te ayudarán a mejorar el rendimiento de tus campañas.

¿Aún no conoces las palabras clave negativas que te perjudican?

Numerosos negocios utilizan keywords que pueden generar confusión con otros términos de búsqueda sin relación. Por ejemplo, una agencia de viajes cometería un gran error si no crease un listado de keywords negativas indicado con términos de safari relacionados con el navegador de Apple. En caso contrario, sus campañas SEM sobre safaris en África tendrían un pésimo desempeño, debido al volumen de búsquedas que tiene este conocido navegador.

Haz fair play en tus campañas SEM

Esta no es una tácticas SEM, sino una recomendación general para todas las empresas que contemplen aplicar estrategias black hat. Todos deseamos obtener resultados inmediatos con el mínimo esfuerzo, pero el éxito (si es verdadero) requiere esfuerzo, tiempo y paciencia. Google siempre está un paso por delante de nosotros, y por ello sus algoritmos detectan las malas prácticas en las campañas de SEM. Por otra parte, puedes estar seguro de que sus penalizaciones son muy disuasorias.

Aprovecha conjuntamente la búsqueda orgánica y pagada

¿Utilizar anuncios SEM conlleva necesariamente el abandono del SEO? ¡En absoluto! El tráfico orgánico y pagado pueden trabajar conjuntamente, para formar un tándem infalible. De hecho, los mejores ecommerce del mercado utilizan una estrategia combinada de anuncios PPC e iniciativas de marketing de contenidos (blogging, guest posting, etc.). Mientras que la búsqueda pagada produce resultados más rápidos con un ROI limitado, las búsquedas orgánicas ofrecen resultados a largo plazo con un ROI casi ilimitado. Beneficiarse de ambas estrategias es lo más inteligente.

En vista de lo anterior, cualquiera de estas estrategias SEM es una apuesta segura para mejorar el rendimiento comercial de una empresa, con independencia de su sector, público objetivo o producto/servicio.