¿Eres incapaz de obtener buenos resultados haciendo content marketing?, ¿consideras que esta técnica no funciona?

Debes saber que esta estrategia ayuda a conseguir tres veces más clientes que los anuncios PPC, según Content Marketing Institute.

Por si fuera poco, esta misma fuente encontró que casi la mitad de las empresas (el 42%) cuentan con un profesional especializado en el desarrollo y programación de contenidos relacionados con su marca.

Sin embargo, decir que todos los ecommerces pueden triunfar haciendo content marketing es una mentira. No todos dominan este pequeño arte.

A decir verdad, son muchos los errores en marketing de contenidos que cometen las empresas. Infravalorar los intereses del cliente, utilizar malas prácticas como el Clickbait o subestimar la importancia del SEO o del diseño mobile friendly destacan entre ellas.

Para desarrollar una estrategia de content marketing brillante, seguir el ejemplo de los profesionales es inspirador.

Pero también puede ser instructivo estudiar los errores de otros. A continuación profundizaremos en una selección de fallos comunes al hacer marketing de contenidos.

¿Cuáles son los errores más frecuentes en marketing de contenidos?

¿Sabías que los formatos más utilizados para el content marketing son los blogs, las redes sociales y los casos de estudio?

Sea cual sea el formato que utilices para desarrollar tu estrategia, debes evitar cometer los siguientes errores:

Producir contenido sin establecer metas y objetivos

Como en cualquier otra estrategia de marketing, es importante trabajar con metas y objetivo definidos.

¿Cuántas visitas al ecommerce quieres generar al mes?, ¿cuántos suscriptores?, ¿cuántas conversiones derivadas del content marketing? Antes de comenzar una campaña, debemos responder a estas preguntas con algo más ‘muchos’ o ‘todos los posibles’.

La necesidad de establecer objetivos a corto, medio y largo plazo tiene una finalidad en sí: registrar datos útiles en el presente, para compararlos con datos pasados y determinar así si estamos mejorando nuestro rendimiento.

Desentenderse de los intereses del cliente

Otro de los errores en marketing de contenidos a evitar es olvidarse de los usuarios. Determinados blogs corporativos abusan de los postblog centrados en sus insiders y en la cultura de la empresa.

Aunque unas dosis reducidas de backstage pueden generar interés, nunca debería vertebrar la estrategia de content marketing.

Además, el blogging y otras estrategias de marketing de contenidos tienen una fuerte orientación hacia el cliente. ¡Debes conocer sus intereses e inquietudes!

Por ejemplo, si tu ecommerce vende zapatos ortopédicos, debes generar contenido relacionado no sólo con los beneficios de estos productos. También debe centrarse en el cuidado de los pies con juanetes y otras dolencias.

Y sin embargo, un gran número de empresas cometen este error. Según un estudio de Rapt Media, 5 de cada 10 usuarios (el 55%) aseguran no estar interesados en el branded content por su falta de relevancia y valor.

Apostar por el Clickbait y olvidarse de la calidad

El amarillismo digital tienen nombre y se llama Clickbait.

En content marketing, un mayor número de clicks equivale a más oportunidades de venta. Por ello, no sorprende que determinadas marcas apuesten por usar títulos y enfoques Clickbait.

Pero esta es una práctica muy perjudicial para la reputación del ecommece, especialmente cuando coincide con la falta de calidad. Sin lugar a dudas, uno de los mayores errores en marketing de contenidos.

Por otra parte, los ecommerces deben abandonar el tono comercial en formatos como el blog o las redes sociales. En lugar de tratar de vender algo, deben esforzarse en aportar valor a sus lectores.

Infravalorar a los consumidores mobile

¡La progresión del tráfico mobile ha sido impresionante! Según datos de Statista, el 27,1% de los usuarios en internet se conectaban desde móviles en 2014.

Menos de tres años después, este porcentaje había superado el 50%. Hoy más de la mitad de los consumidores online utilizan móviles y tablets para navegar.

Sería un error, pues, olvidarse de estos usuarios al diseñar campañas de marketing de contenido. En primer lugar, tu ecommerce debería ser mobile friendly, pero también tu blog y el resto de iniciativas debería ser compatibles con móviles y tablets.

Subestimar la importancia del SEO

Diversos estudios han demostrado la importancia del tráfico SEO frente al tráfico pagado.

Los usuarios se sienten más inclinados a clicar el resultados orgánicos que en anuncios PPC. Por otra parte, el SEO forma parte de la esencia misma del marketing de contenidos. Por todo ello, subestimar su importancia tendría un impacto negativo en cualquier campaña de marketing.

No publicar contenido evergreen

La universalidad es una cualidad buscada por todas las marcas en sus productos.

Coca-Cola, McDonald’s y otros gigantes desean que su oferta de productos nunca pase de moda. Que las nuevas generaciones se deleiten con la misma intensidad que las anteriores.

Del mismo modo, los especialistas en content marketing intentan que sus estrategias tengan un impacto duradero en el tiempo. Sin embargo, muchos de ellos infravaloran el contenido evergreen.

Este tipo de contenido se caracteriza por tener una vida útil ilimitada, al contrario de las iniciativas basadas en fechas determinadas o modas temporales.

Olvidarse de medir y optimizar los resultados

Anteriormente se ha mencionado la importancia de establecer metas y objetivos específicos. En este sentido, otro de los más frecuentes errores en marketing de contenidos es olvidarse de medir los resultados obtenidos.

Este es un fallo que demuestra una gran negligencia, y debe ser evitado a toda costa.

Es importante conocer todo acerca del comportamiento de los usuarios en la app, el blog o el formato de content marketing utilizado: suscripciones, visitas al ecommerce, tasa de clics, tasa de rebote, tiempo promedio de lectura, etc.

¡Estos datos son valiosos porque nos ‘hablan’ del éxito o fracaso de la estrategia utilizada!

Pero no basta con medir los resultados: también hay que optimizarlos. Por ejemplo, si determinados contenidos tienen pocas visitas y unas tasas de rebote superiores a la media, el mensaje será claro: no interesan ni aportan valor a los usuarios. ¿Qué hacer? Descartar ese tipo de contenidos en el futuro.

En definitiva, estos y otros errores en marketing de contenidos deben estudiarse con detenimiento, para evitar cometerlos en el futuro.