Las pequeñas empresas que quieran expandir su negocio tienen una oportunidad única gracias al ecommerce. Y es que para el 2040 se cree que el 95% de las compras se realizarán en el comercio digital, según un estudio de Nasdaq publicado en 2017. Parece claro que la venta online de productos y servicios tiene un prometedor futuro por delante. Sin embargo, el éxito o el fracaso sigue dependiendo de una buena estrategia de marketing en ecommerce para pequeñas empresas.

¿Pueden las tiendas online más modestas competir con los gigantes de su sector? Aunque muchos responderían sí a esta pregunta, lo cierto es que existen diversas técnicas destinadas a incrementar el atractivo y alcance de negocios online, atrayendo y fidelizando clientes sin necesidad de invertir una fortuna.

7 mejores prácticas de marketing para pequeñas empresas

Utilizar la wishlist de la tienda para el mailing, automatizar las campañas de email marketing, abrir una tienda complementaria en Facebook o implementar un chat en vivo son algunas de las mejores prácticas de marketing para pequeñas empresas, con independencia de cuál sea su sector, producto o cliente objetivo.

Utiliza la wishlist de tu tienda para hacer mailing

Los clientes tienen preferencias en sus compras, y lo demuestran a través de la wishlist. Esta lista y los carrito de compra abandonados guardan cierta relación. Si alguien ha estado mucho tiempo sin comprar, o si hay un producto que aparece en muchas listas de deseos y se quiere aumentar su venta, lo mejor es enviar un correo electrónico para hacerlo saber a los compradores interesados

El envío de emails segmentados a partir de la wishlist provocará un incremento inmediato en las visitas a la tienda, lo que tendrá un impacto positivo en las conversiones.

Automatiza tu email marketing

La automatización de tareas supone un ahorro en tiempo y recursos para empresas de pequeño tamaño, pero también ayuda a mejorar la efectividad del email marketing. Los emails son enviados automáticamente porque han sido programados en activadores previamente establecidos. Esto aumenta la velocidad de envío de mensajes en el momento adecuado y con información relevante para el consumidor. De esta forma, el envío de emails es más efectivo y continuado.

La creación de listas segmentadas (como los usuarios que han abandonado carritos de compra o los suscriptores de un blog corporativo) ayuda a mejorar la efectividad del marketing automatizado. Por ejemplo, al final de cada mes podrían realizarse campañas de emailing basadas en las mencionadas wishlist. Sin lugar a dudas, una de las prácticas de marketing en ecommerce para pequeñas empresas más recomendables.

Hacer marketing de contenidos

Para desarrollar una estrategia efectiva de marketing en ecommerce para pequeñas empresas, es necesario mantener un contacto cercano y directo con el cliente. El marketing de contenidos es perfecto para lograrlo. Uno de los formatos más populares es el blog, pero existen otras formas de marketing de contenidos.

Los podcast de audio ayudan a presentar la experiencia de la tienda online o crear una comunidad de consumidores. Los guest post, además de dar a conocer una marca entre influenciadores y bloggers, contribuirá a mejorar el posicionamiento SEO. Las guías y white papers ayuda a los clientes a obtener mejores resultados con los productos que han comprado. Entre los ejemplos más brillantes de marketing de contenidos destacan:

  • The Furrow, una revista impulsada por John Deere para promocionar sus productos agrícolas.
  • LEGO Ideas, un blog impulsado por la marca juguetera LEGO.
  • IKEA Place, una app de realidad aumentada de IKEA

Abrir una tienda complementaria en Facebook

La red social Facebook es una estupenda opción donde poner en práctica alguna de las mejores ideas de marketing en comercio electrónico para pequeñas empresas. Por ejemplo, añadir una tienda a la fanpage de una marca aumentará el número de visitas, mejorará las conversiones y ampliará el ROI. Además, esta tienda en Facebook puede integrarse con otras tiendas abiertas en otras redes sociales, especialmente Instagram, por ser propiedad de la plataforma de Zuckerberg.

Apostar por incluir un live chat

Los livechats permiten que los clientes puedan hacer preguntas acerca del producto que desean comprar de forma rápida, sin rellenar un formulario o realizar una llamada telefónica. La charla entre cliente y vendedor aumenta las posibilidades de conversión, fidelización y de mejora en la experiencia de compra. Por si fuera poco, el chat en vivo permite conocer los diferentes problemas que puedan tener los consumidores, lo que igualmente tendrá un impacto positivo en las ventas.

Invertir en social selling

Redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter no pueden faltar en la estrategia de marketing en ecommerce para pequeñas empresas, ya que estarían perdiendo miles de oportunidades (sólo Facebook superó los 2.320 millones de usuarios activos a comienzos de 2019). La presencia de una marca en estos canales aumentará el número de ventas directas y también permitirá a los usuarios compartir productos y ampliar así su alcance. Vale la pena subrayar que el prestigio y el recuerdo de marca también se verán reforzados por el uso de redes sociales.

Mejora de la versión responsiva y atraer tráfico mobile

Para aumentar la eficacia del marketing en ecommerce para pequeñas empresas no debemos olvidarnos del tráfico mobile (que acapara más del 75% del tráfico total, según han señalado diversos estudios). Cualquier empresa debe preparar su sitio web para proporcionar una óptima experiencia a usuarios de teléfonos móviles, tablets y otros dispositivos. Según un informe Comscore, el número de consumidores en dispositivos móviles ya supera a los que compran desde su ordenador, lo que significa que las empresas sin versión responsive no podrán beneficiarse de estas ventas.

En definitiva, el ecommerce es una oportunidad para aumentar el volumen de ventas de una tienda tradicional. Gracias a las diferentes herramientas de marketing disponibles en la esfera digital, las pequeñas empresas pueden competir en igualdad de condiciones con los gigantes del comercio electrónico a nivel local.