¿Sabías que más de 600 mil vendedores utilizan Shopify (mayo, 2018)?

Este dato no sorprende a quienes conocen esta plataforma. Realmente es muy fácil lanzar una tienda online, con todos sus beneficios, pero sin el duro trabajo que requiere su desarrollo.

Pero ¿realmente es positivo todo lo que ofrece esta plataforma?, ¿cuáles son los pros y contras de Shopify? ¡Descúbrelos en las siguientes líneas!

5 pros de Shopify que te sorprenderán…

Creada en 2006 por Tobias Lütke, Scott Lake y Daniel Weinand, Shopify se ha convertido en un gran aliado para las empresas emergentes.

Esta plataforma proporciona los elementos básicos (y no tan básicos) para iniciar esta odisea comercial.

Para emprender en el comercio electrónico, es importante disponer de una tienda online que reúna estos cuatro ‘pilares’ básicos:

  • Un diseño atractivo, veloz y adaptado al branding del ecommerce.
  • Una usabilidad óptima, fluida y accesible a todos los dispositivos.
  • Un catálogo de productos fácil de gestionar (para trabajadores no familiarizados con la programación, el HTML, etc.).
  • Una óptima seguridad y protección para la empresa y sus clientes.

Naturalmente que el diseño web para ecommerce es un arte que va más allá de este resumen.

Pero estas claves son los must que no pueden faltar en un ecommerce, ni siquiera durante sus primeros pasos.

Todas ellas están presentes en Shopify, y por ello diversos entrepreneurs deciden abrir una tienda con esta plataforma. Incluso las tiendas oficiales de World Wildlife Fund (WWF), Tesla, RedBull, Herschel o Budweiser fueron creadas con Shopify.

Sin embargo, esta plataforma está lejos de ser perfecta. Es cierto que ayuda a lanzar rápidamente una tienda online, que su diseño es muy personalizable o que ofrece una gran seguridad a los clientes.

Pero también cuenta con checkouts muy limitados, add-ons de pago y múltiples comisiones que terminan encareciendo sus planes.

¿Quieres descubrir estas ventajas y desventajas de Shopify?

Tu ecommerce, en pocos pasos

¿Lanzar una tienda online en pocos pasos y sin necesidad de lidiar con hostings, CSS y otras complicaciones? Esta es la gran ventaja de Shopify.

Esta plataforma está pensada para los emprendedores que deseen lanzar su ecommerce rápidamente, a un precio asequible.

Su CMS tiene una interfaz simple, accesible e intuitiva. Familiarizarse con ella es cuestión de minutos.

Shopify no quiere que sus clientes dediquen horas y horas a estos detalles: está pensada para empezar a vender desde el primer día.

Diseño de diez y múltiples aplicaciones para personalizar

Entre los pros y contras de Shopify destacan la presencia de 160 temas o plantillas entre las que elegir. A ellas debemos añadir las plantillas adicionales de ThemeForest.

No obstante, personalizar los temas existentes es fácil y rápido. No requiere conocimientos de CSS o HTML.

Por si fuera poco, Shopify tiene su propia App Store: apps.shopify.com. Si deseamos añadir nuevas funcionalidades o mejorar algún aspecto del diseño, estas apps nos ayudarán. ¡Hay más de 1,500!

Sin códigos ni hostings (ni sus problemas)

¿Desconoces CSS, HTML y otros lenguajes de programación? Para personalizar los temas de Shopify, no es necesario estar familiarizado con ellos.

No obstante, los usuarios más avanzados pueden editar estos códigos si lo desean. De ahí que las posibilidades de personalización sean ilimitadas en Shopify.

Pero además de aportar un software de ecommerce, Shopify se ocupa del alojamiento web. De esta forma, sus clientes pueden concentrarse en gestionar su tienda, vender más y fidelizar a sus propios clientes.

Excelente versión responsiva

¡Hasta el 61% de las ventas de los vendedores de Shopify proceden del tráfico mobile!

Este dato, facilitado por la propia plataforma, ayuda a entender la importancia de otra de las características estrella de Shopify, disponible en todos sus planes: el diseño responsive.

El tráfico mobile ha aumentado año tras año desde 2014, y nada parece indicar que su crecimiento vaya a detenerse en 2019.

Por ello, disponer de un ecommerce adaptado a móviles y tablets no es una opción: es una necesidad.

No sorprende, pues, que esta cualidad de Shopify sea una de las más aplaudidas.

Óptima atención al cliente

Otra de las fortalezas de Shopify es su servicio de soporte técnico y atención al cliente.

Ambas están disponibles en diversos idiomas y cuentan con recursos muy interesantes, como las Comunidades y las diferentes guías y documentos informativos, disponibles en su ‘Centro de Ayuda’.

Para consultas directas, esta plataforma pone a disposición del cliente el email [email protected] y sus sistemas de mensajería social en Twitter y Facebook.

¡Los tiempos de respuestas son muy rápidos!

… y 2 contras de Shopify que debes conocer

Checkout con limitaciones

Entre los pros y contras de Shopify, sorprende la presencia de unos procesos de checkout tan limitados.

A pesar de estar optimizados para mejorar las conversiones y ser efectivos, su personalización es reducida.

Únicamente es posible modificar pequeños parámetros, insuficientes para adaptar esta página al branding corporativo del ecommerce.

Múltiples comisiones y add-ons de pago

Como probablemente sepas, Shopify dispone de cuatro planes: Basic Shopify, Shopify y Advanced Shopify, de 29, 79 y 299 dólares al mes, respectivamente.

Sin embargo, una parte de sus clientes está molesta por la cantidad de comisiones ocultas. Por ejemplo, determinadas formas de pagos aplican comisiones que muchos consideran abusivas.

Por otra parte, el modelo de negocio de Shopify también se basa en los add-ons de pago.

A través del subdominio ‘apps.shopify.com’, esta plataforma ofrece un catálogo con diferentes extensiones para perfeccionar nuestra tienda online: Kai by ZipThunder, Tshirtgang TShirt Fulfillment, MailChimp Forms by MailMunch, Omnisend Email Marketing, etc.

Sin embargo, la mayoría de ellas cuentan con versiones gratuitas muy limitadas. Casi siempre es necesario pagar una cuota mensual por sus funciones premium.

Por si fuera poco, su integración no siempre da buenos resultados. A veces perjudica la estética del site o ralentiza sus tiempos de carga. No es este, en consecuencia, el aspecto más brillante de Shopify.

En definitiva, es importante considerar estas ventajas y desventajas de Shopify antes de apostar por esta plataforma.

Una mala decisión podría complica mucho el futuro de tu ecommerce, por lo que no te precipites en tu elección y considera alternativas como Volusion, Oberlo, BigCommerce o WooCommerce.