El gigante chino de ecommerce Alibaba ha desarrollado una herramienta de Inteligencia Artificial (IA) capaz de crear 20.000 líneas de contenido por segundo.

Creada como parte de “Alimama”, la unidad de Alibaba dedicada al marketing digital, esta herramienta tiene como objetivo reducir la pesada y ardua carga de trabajo de redacción de textos para fichas de productos. Para “aprender” a hacer esto, esta Inteligencia Artificial rastrea millones de muestras de escritura humana ya existentes en las plataformas ecommerce de la empresa. Una vez rastreadas, las interpreta utilizando modelos de aprendizaje profundo y tecnologías de procesamiento de lenguaje natural (PNL).

Según Alibaba, esta herramienta de IA ha pasado la prueba de Turing, en la que se analiza la capacidad de una máquina para imitar a un ser humano sin ser detectada, y ya está siendo utilizada “millones de veces al día” por los minoristas que venden en sus plataformas, entre las que se incluyen Tmall, Mei.com, 1699.com y Taobao.

Las marcas de moda Esprit y Dickies ya utilizan esta herramienta, a la que se puede acceder seleccionando la opción “Produce Smart Copy”, lo que les permite elegir entre diferentes “estilos” de copy: promocional, funcional, divertido, poético o conmovedor.

¿Deberían preocuparse los copywriters?

Si bien el lanzamiento de esta herramienta de IA de Alibaba es una buena noticia para los vendedores, puede preocupar a más de un redactor publicitario. Sin embargo, la compañía ha enfatizado su postura de que el producto ha sido diseñado para complementar, en lugar de reemplazar, el trabajo realizado por los copywriters humanos.

“Para los vendedores online, la IA puede hacerse cargo de una parte de sus necesidades de copywriting. Y, para los copywriters, puede suponer un cambio radical en su manera de trabajar: Pasarán de tener que hacer trabajo desde 0 a, simplemente, tener que elegir la opción que más les guste y editarla, si así lo necesitan. “Esto mejorará notablemente su eficiencia”, afirman desde Alimama.

Mientras tanto, la gerente del grupo, Christina Lu, añadió: “Los sistemas de IA nunca serán capaces de reemplazar la creatividad humana, pero pueden permitir a los trabajadores enfocar su energía en tareas creativas, y dejar a las máquinas hacerse cargo del trabajo repetitivo y de poco valor”.

A pesar de estas declaraciones, el anuncio de Alibaba forma parte de una tendencia más amplia, aunque ligeramente alarmante. En mayo de este año, Google anunció estar trabajando en un nuevo algoritmo que será capaz de generar artículos originales y “coherentes” basados en el contenido de múltiples páginas web para responder a una pregunta específica para un usuario, sin necesidad de dirigirlos a otro sitio.

Mientras tanto, la agencia de noticias Reuters ha apostado por el desarrollo de Lynx Insight, una herramienta de inteligencia artificial destinada a ayudar a los periodistas a interpretar datos, sugerir ideas para historias y, en algunos casos, incluso escribir frases.