Hoy entrevistamos a Borja Nieto, Co-fundador de Micappital y apasionado del deporte. Tras acabar la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas Borja comenzo a trabajar en consultoría y más tarde en Abante Asesores haciendo banca privada. Ahí es donde se dio cuenta que los grandes patrimonios tienen muchas opciones a la hora de invertir pero los pequeños ahorradores muchas veces no tienen alternativas.

Resúmenos en tus palabras en qué consiste Micappital. ¿Por qué debería un potencial cliente escogeros como asesor financiero?

Micappital busca rentabilizar el dinero que tienes parado en la cuenta corriente. Te ayuda a empezar a ahorrar e invertir sin que tengas que mover el dinero de tu banco.

Lo que más valoran nuestros clientes es que hemos eliminado la mayoría de barreras de entrada que hay a la hora de invertir:

– Sólo cobramos si obtienes rentabilidad, si el cliente no gana nosotros no ganamos.
– No tienes que mover el dinero de tu banco
– Somos 100% independientes lo que nos permite alinearnos al máximo con cada cliente, recomendando lo mejor para ellos y no para su banco.
– No se necesita un patrimonio elevado, se puede empezar con 1.000 euros.

La llegada de fintechs y roboadvisors como la vuestra está suponiendo un cambio muy potente en el mercado. Para la banca tradicional, ¿sois peligrosos o complementarios?

Las fintechs y los bancos están obligadas a entenderse y creo que cada vez están colaborando más. Muchas fintech han nacido ante el descontento generalizado de la sociedad con los bancos. Las fintech le ofrecen al banco flexibilidad, rapidez y una mejor experiencia de usuario que es algo que los bancos cada vez se están tomando más en serio.
En nuestro caso somos complementarios al banco ya que en ningún momento sacamos el dinero del banco sino que buscamos que el cliente maximice la rentabilidad.
Dicho esto hay fintechs que suponen un riesgo a medio plazo para los bancos, aunque tiienen una cuota de mercado muy pequeña, como pueden ser  los nuevos bancos digitales o los roboadvisor tradicionales que atacan al negocio core del banco.

Estáis orientados al pequeño inversor, y anunciáis un coste para el cliente de 2 euros por cada 1.000€ invertidos. Esto os llevará a buscar una estrategia de volumen. ¿Cómo estáis dando a conocer vuestra marca?

Lo más importante para nosotros y para las fintech es ser capaces de generar confianza. Es una de las razones por las que sólo cobramos a éxito para que el cliente entienda que somos los primeros interesados en que el gane.

Para dar una mayor visibilidad a Micappital estamos tratando de probar todos los canales para ver donde tenemos un mayor retorno y poder optimizar la inversión. Los medios siguen siendo uno de los mejores vehículos para darte a conocer ya que consigues llegar a mucha gente en un periodo corto de tiempo.
Un ejemplo de lo que nos gusta hacer es la campaña que hemos hecho en verano en nuestra cuenta de Instagram de “La búsqueda del dorado” que consiste en ponerse objetivos inspiraciones que nos ayuden a ahorrar. Nos está funcionando muy bien en Facebook y en Instagram que es un canal bastante novedoso para una fintech y dónde estamos tratando de diferenciarnos.

Estrategias aparte lo que más nos gusta es que sean los propios clientes los que nos recomienden ya que te permite crecer de forma exponencial y consigues romper la barrera de la confianza con mayor facilidad.

El número de Fintechs en España está creciendo de manera exponencial. ¿Está adaptada la regulación para dar respuesta a la digitalización de las finanzas? ¿Os estáis encontrando problemas en este sentido?

Nosotros lo primero que hicimos fue regularnos ante la CNMV ya que nos parece fundamental a la hora de asesorar. El proceso de regularse lo irán adaptando con el paso de los años, por ahora la tecnología y las fintech van más rápido que la regulación y eso retrasa muchos proyectos que no salen como consecuencia de todo el proceso regulatorio.

¿Cómo esperáis cerrar este año 2018? ¿Cuáles son vuestros objetivos de crecimiento para 2019?

Tenemos tres objetivos fundamentales para estos dos años: Cliente, negocio y tecnología.

Cliente: Nos gustaría bajar el mínimo de inversión de 1.000 euros a 100 euros para hacerlo aún más accesible a todos los públicos.

Negocio: Esperamos acabar el 2018 con 700 clientes y acabar 2019 con    3.000 clientes.

Tecnología: Tras varios meses de feedback hemos hecho un rediseño en la web que esperamos lanzar a finales de octubre. Hemos incluido nuevas mejoras como los objetivos a la hora de invertir, bots y gráficos que esperamos que mejoren la usabilidad y la experiencia del usuario.