La vida útil de los baby boomers llega a su fin. Y otras generaciones de consumidores toman el relevo, como los millennials. Sin embargo, otro interesante grupo se está abriendo camino: la Gen Z.

Saber cómo dirigirse a la Generación Z es un desafío mayor de lo esperado para las marcas: asociarse con influencers, mantenerse en contacto con las tendencias o demostrar que los valores son algo más palabras sobre un papel. Más adelante se profundizará en estas y otras buenas prácticas.

Aunque pueda sorprender, no todas las marcas están conquistando a los postmillennials.

Una encuesta de Ypulse realizada a 8.494 consumidores acerca de unas 300 marcas reveló las diez empresas que conectan con la Generación Z.

Oreo, Nike, Hershey’s, Little Debbie, M&M’s, Amazon, Under Armour, Levi’s y Apple. Estas son las marcas más queridas por los postmillennials.

Pero ¿dónde está Walmart, Zappos, eBay o AliExpress? Evidentemente no han hecho un buen trabajo con esta generación.

¿Qué es la Generación Z y por qué los ecommeces deberían prestarle atención?

La Generación Z también es conocida como la generación K, la posmilenial, la centenial, la snowflake o incluso la posbieber.

Esta generación está compuesta por hombres y mujeres nacidos después de la generación milénica, y a diferencia de ella, no han conocido otra cosa que las nuevas tecnologías.

En cuanto al target audience de la Generación Z, este grupo social agrupa a las personas nacidas entre mediados de 1990 y mediados de 2000. Son nativo digitales.

A diferencia de los millennials, no vivieron el boom tecnológico: crecieron con él. Es por ello que su mundo está formado por la conexión a internet, el uso de redes sociales y el consumo de vídeos de YouTube: para ellos, la vida gira en torno a estas tecnologías.

Además, han remplazado la TV por otros medios de comunicación, más actuales: Facebook, Instagram, Twitter, WhatsApp, Tinder, Telegram, etc.

Una característica que sorprende de esta generación, desvelada por Ypulse, es su predisposición a comprar productos de marcas veteranas.

Los jóvenes de 13 a 34 años dicen confiar en empresas con largas trayectorias de éxito, como Coca-Cola. Esta predisposición, sin embargo, no hay impedido a Amazon figurar en el top 3 de las marcas más queridas por este público.

Cómo dirigirse a la Generación Z: 5 claves para conseguirlo

Mantenerse en contacto con las tendencias

Para despertar la atención de esta audiencia, los profesionales de marketing deben estar al tanto de las principales tendencias. Deben encontrar formas de mantenerse en la mente de los postmillennials.

Por ello, no sorprende que M&M’s, Amazon y otras marcas queridas por los Gen Z sean también creadoras de tendencias.

Sin lugar a dudas, esta es una de las claves para saber cómo dirigirse a la Generación Z y conquistarla.

Demuestra que te tomas en serio tus valores

¿Conoce esas marcas que predican sus valores, sin molestarse en seguirlos?

Los baby boomers eran tolerantes con este tipo de empresas y los millennials se sentían molestas con ellas, pero los postmillennials sienten rechazo hacia ellas.

La Generación Z sabe determinar rápidamente si las empresas son auténticas o no. Las siguen en Instagram, Facebook y otras redes sociales y están al tanto de lo que dicen y si lo cumplen en realidad.

Aunque los postmillennials no son la generación más idealista, exige a las marcas que cumplan sus compromisos y hagan valer su filosofía y sus valores.

Por ello, LEGO puede enorgullecerse de ser una de las marcas más queridas por este público. Esta empresa no se limita a hablar de ecologismo y sostenibilidad ambiental como parte de sus valores. ¡También los cumple!

Esto quedó demostrado en 2017, cuando LEGO logró abastecerse completamente de energía renovable tras invertir mucho dinero en dos parques eólicos marinos.

Esta inversión les ha costado mucho dinero, pero ha conseguido algo más valioso que dinero a cambio: buena reputación a ojos de sus clientes, especialmente entre la Gen Z.

Asociarse con influencers

Para saber cómo conectar con la Generación Z, no basta con respetar los propios valores y seguir las tendencias: también es importante asociarse con bloggers, youtubers y otros influencers de esta generación.

Esta es una de las razones que explican el auge del marketing de influencers sociales.

Los Gen Z los respetan, los siguen y aceptan sus opiniones. En este sentido, no se diferencian gran cosa de los millennials.

Pero debemos destacar lo siguiente: los influencers de la generación millennial son diferentes de la Gen Z.

Este grupo demográfico tiene sus propios gurús, por lo que las marcas deben encontrarlos, descubrir lo que les gusta y utilizarlos para promocionar sus productos.

Muévete donde ellos se muevan

¿Sabías que los postmillennials es la generación que más contenido digital está consumiendo? ¡Ellos son la primera generación de nativos digitales!

Esto significa que Facebook, Twitter, YouTube, Twitch y otras plataformas deben estar presentes en la estrategia de marketing de los ecommerces.

No porque sean buenas herramientas para fidelizar clientes, sino porque la Gen Z utiliza estos canales para comunicarse y entretenerse en su día a día.

Respeta sus individualidades y triunfarás

A pesar de formar parte de un grupo demográfico muy definido, los Gen Z se sienten como individuos, no como grupo. Y los ecommerces que deseen comunicarse con ellos, deben respetar esta individualidad.

En la práctica, esto no significa que las marcas deban repetir a estos consumidores: «eres único».

Significa que deben utilizar campañas altamente segmentadas, de manera que sean efectivas con los tipos de personalidad que conviven en la Gen Z: los rebeldes, los gamers, los vegetarianos, etc.

Que unos y otros puedan convivir no significa que las marcas deban utilizar el mismo tono y mensaje con ellos. ¡Esto sería un grave error!

En definitiva, saber cómo dirigirse a la Generación Z no tiene por qué ser un desafío.

¡Toma buena nota de las anteriores recomendaciones y empieza a fidelizar a los consumidores del mañana!