La compra desde dispositivos móviles crece a pasos agigantados, por lo que las empresas tienen que adaptarse a esta nueva versión del e-commerce: el m-commerce. En contra de lo que piensas, muchos consumidores no utilizan el móvil para comprar porque no tengan otro dispositivo a mano, sino porque realmente les resulta más cómodo o fácil. Ésa es la buena noticia: Si adaptas tu ecommerce a las necesidades de un dispositivo smartphone, es muy probable que tus compras aumenten.

Sin embargo, no todo podía ser perfecto. Los usuarios de móvil tienden a abandonar la compra con mayor facilidad. Para combatir esto y reducir la tasa de rebote, tendrás que optimizar tu m-commerce lo máximo posible. Aquí encontrarás 4 recomendaciones para ponerlo en marcha.

Tu página debe ser ligera y rápida

Para optimizar tu página web para móviles, lo primero es conseguir que ésta sea rápida. Con esto conseguirás varias cosas: los clientes se frustrarán menos por la espera y no visitarán las páginas web de la competencia. Además, será más fácil encontrarla con el buscador de Google. Google muestra páginas que se carguen en menos de un segundo. Si no es posible que tu página lo haga, haz que parte de tu contenido se cargue de manera rápida mientras el resto lo haga poco a poco.

Google ofrece varias herramientas para optimizar la rapidez de tu página, pero puedes empezar eliminando contenido redundante. El objetivo de tu programador tiene que ser que tu página sea rápida, y todo ese contenido innecesario (imágenes pesadas, párrafos que no aportan nada…) la ralentizará.

Porque sí, las imágenes también son un problema en términos de rapidez. Si pesan demasiado o no tienen el formato adecuado retrasarán el tiempo de carga. Los clientes que utilizan las plataformas móviles quieren que se carguen en menos de tres segundos, y una imagen inadecuada puede hacerte perder ventas potenciales. Google tiene un montón de información sobre cómo optimizar las imágenes para plataformas móviles.

Además de las imágenes, hay otros elementos que aunque dan resultados en ordenadores, pueden ser desastrosas en plataformas móviles. Por ejemplo, Flash puede no ser compatible, lo que perjudicará gravemente la posición de tu e-commerce en los motores de búsqueda.

Haz que tu sitio sea fácil de encontrar

Cerca de un tercio de los usuarios de smarphones desistirán si no encuentran la información que buscan. Muy poca gente pasa de la primera página del buscador de Google. Es importante que te asegures de que el SEO de tu página funciona para aparecer en la primera página de los buscadores. Es más, tienes que hacerle saber a Google que tu página es compatible con plataformas móviles y facilitarle el rastreo para que los motores de búsqueda encuentren tu página.

Se habla mucho del SEO, u optimización para motores de búsqueda, en el dominio e-commerce. Esto se debe a que es, en gran medida, responsable de que los clientes encuentren tu página web. Es decir, utilizando unas palabras clave adecuadas en tu página web te aseguras de que aparecerás como primer resultado cuando un cliente busque algo específico.

No vale cualquier palabra clave: tienen que ser específicas, populares y simples (a no ser que te dediques al B2B). Ponte en el lugar del consumidor, ¿qué es lo que van a buscar para encontrar tu tienda?

Además de unas buenas palabras clave y del SEO, el marcado de datos estructurado o los fragmentos enriquecidos pueden ser tus mejores aliados en el e-commerce móvil. Un fragmento enriquecido es información complementaria que aparece en el resultado de la búsqueda y que muestra el producto, reseñas de clientes, fórmulas, eventos, software, vídeos y nuevos artículos. Es una gran herramienta porque no solo proporciona más información al cliente, sino que se adapta a la pequeña pantalla del móvil.

Optimiza el UX (User Experience) y UI (User Interface)

No hay nada más frustrante para un usuario que encontrar una página que no está optimizada para su dispositivo. De hecho, cerca de la mitad de usuarios a través del móvil se irán a la competencia después de una mala experiencia con el móvil. Pero, ¿Cómo asegurarnos de que nuestra web funciona perfectamente en los dispositivos móviles?

Los usuarios de plataformas móviles esperan que la compra con estos dispositivos sea más fácil que con un ordenador en la tienda, así que reduce el número de interacciones y asegúrate de que las que se mantengan sean sencillas. El UX/UI de tus sitios tiene que ser rápido, fluido y sencillo. Tienes que poder navegar en tu sitio con el menor número de deslizamientos con el dedo o clics posible. Ten en cuenta el tamaño de la fuente y los botones: que tus usuarios no tengan que usar el zoom.

Hay muchas formas con las que conseguir una buena página web para móviles. Puedes elegir hacerlo con otra página web (normalmente con m.tusitio.com) en un subdominio y codificar este sitio para usuarios móviles. De esta manera dejas tu página original intacta y ofrece una opción para los usuarios de plataformas móviles. Sin embargo, esto puede tener algunos inconvenientes, ya que tienes que mantener y actualizar dos sitios diferentes. Además, el sitio web para móviles puede no verse igual de bien en todos los tamaños de pantalla.

La tendencia de Google favorece el diseño responsive, que es, sin ninguna duda, preferible debido a la diversidad de tamaños de pantalla en el mercado actual. El diseño responsive cambia el tamaño del contenido de tu página automáticamente para que encaje en la pantalla del usuario. Es genial, ya que funciona en todos los dispositivos. La gran ventaja que tiene es que no tienes que hacer varios sitios para los usuarios de ordenador y móvil. Muchas herramientas para crear sitios y páginas web ya lo hacen, como WordPress, por ejemplo. Si tienes dudas, puedes comprobar si tu página es adaptable con Google.

Adiós a los obstáculos

Los dedos regordetes y los teclados pequeños pueden ser tus grandes enemigos en el proceso de añadir un producto al carrito y hacer la compra. Es absolutamente necesario eliminar los obstáculos entre el consumidor y la compra lo máximo posible. Amazon es el mejor eliminando obstáculos, gracias a su botón de compra en un clic. Haz el proceso de pago corto y agradable, y no preguntes nada que no necesites obligatoriamente.

Algunos consejos para el checkout de tu m-commerce:

El registro a través de redes sociales puede hacer que el cliente pierda menos tiempo creando la cuenta.
El modo invitado es perfecto para los que no quieren crearse una cuenta y sólo quieren comprar de manera puntual.
Además, ofrecer medios de pago seguros a través de terceros (lo sabemos, estás pensando en PayPal) simplifica el proceso y hace que la compra mucho más sencilla sin tener que teclear todos los detalles de la tarjeta de crédito.

Los formularios que se rellenan solos para clientes reincidentes pueden ayudar a ahorrar tiempo y hacer más agradable la experiencia del usuario.

La optimización para móviles se ha convertido en algo imprescindible para la supervivencia del e-commerce. Con el aumento del uso del teléfono móvil durante el proceso de compra (una gran parte de las compras se consiguen exclusivamente través del móvil), no optimizar tu sitio para móviles puede ser fatal para tus ventas. La clave es configurar tu sitio de la manera más ligera, rápida y cómoda posible. La mejor manera de saber qué es lo mejor para ti es ponerte en el lugar del cliente e intentar hacer una compra en tu propia página web. Diles a tus conocidos cercanas que prueben a hacer una compra en tu ecommerce y apunta todos los problemas que les surjan. Si tu diseño es rápido, funciona y es fácil de usar, se verá reflejado en tus ventas.

¿Se te ocurre alguna cosa que no hayamos mencionado? ¡Dínosla en los comentarios!