2019 promete ser uno de los años clave para el crecimiento del pago móvil. Un conocido estudio de SalesForce confirmó que más del 60% del tráfico del comercio electrónico estaba monopolizado por consumidores mobile. Este dato tan revelador demuestra la influencia de los dispositivos móviles en la compra-venta de productos online.

Pero ¿qué hay detrás del crecimiento del pago móvil? La mayor seguridad, la experiencia del cliente o el boom de las pasarelas de pago y los ewallets (como Venmo, Square Cash, Amazon Pay, etc.) son sólo algunas de las causas. Antes de profundizar en estos y otros factores del crecimiento del pago móvil, descubriremos cuáles serán las cifras esperadas para 2019 y 2020.

El crecimiento del pago móvil, camino de los 1080 millones de dólares a nivel internacional

En los últimos años el crecimiento del pago móvil no ha conocido límites. En 2015 su facturación alcanzó los 450 millones de dólares, en 2016 superó la cifra de los 620 millones, y un año después rebasaba los 780. En 2018 se produjo la sorpresa: 930 millones de dólares. Durante el presente años, las previsiones continúan siendo optimistas: 1080 millones de dólares, según datos de Statista.

Pagar a través de móviles está de moda. Como no podía ser de otra manera, diversas aplicaciones, dispositivos y electrodomésticos se han sumado a esta tendencia. Un buen ejemplo es Alexa, el asistente virtual de Amazon que permite realizar compras por voz en este marketplace.

Pero los pagos vía móvil no sólo crecen en el ecommerce europeo y estadounidense. China es una potencia emergente en este sentido. Sus principales empresas no han dudado en posicionar en el mercado sus propias pasarelas y ewallets. Buenos ejemplos son WeChat o Alipay.

Más allá de 2019, el crecimiento del pago móvil también es prometedor. Según una investigación de BI Intelligence, los pagos vía smartphone superarán los $ 503 mil millones para el año 2020. Todo parece indicar, además, que 2021 y 2022 serán años de crecimiento o de consolidación, de acuerdo a las previsiones menos ambiciosas.

¿Por qué se produce este boom? 4 factores del crecimiento del pago móvil

El consumidor desktop está muriendo, y las cifras anteriores lo confirman. En las siguientes líneas abordaremos una serie de factores que han motivado el auge de los pagos a través de móviles:

Un plus para la experiencia del cliente

La mejora de la experiencia del cliente ha sido la clave del éxito de marketplaces como Amazon o eBay. No sorprende, pues, que el crecimiento del pago móvil también guarde relación. En efecto, la navegabilidad mejora en muchos sentidos con el uso de smartphones y tablets. La mayoría de los ecommerces cuentan con diseños responsivos, que se adaptan a la perfección a las necesidades del usuario mobile. Debido a la comodidad, casi siempre superior de la navegación en estos dispositivos, cada vez más usuarios apuestan por ellos para hacer shopping.

Respaldadas por el aumento de los ewallets y otras apps de pagos online

La demanda y la oferta tienden a encontrarse y equilibrarse. Esto mismo ha sucedido con el auge de los pagos móviles: se ha visto acompañado por una oleada de lanzamientos de apps y ewallets, destinos a facilitar las compras vía móviles. Buenos ejemplos son Venmo, Square Cash o Google Wallet, así como los mencionados Ali Pay, Amazon Pay o Apple Pay.

Diversas tendencias de pago móvil, además, parecen anunciar la ‘muerte’ del dinero en efectivo. Por ejemplo, el uso de cajeros automáticos para ingresar y transferir dinero se ha reducido drásticamente. ¿Qué ha ocupado su lugar? Lo has adivinado: el móvil.

Aunque todavía es precipitado hacer predicciones, es evidente que si el dinero en efectivo desaparece, el pago móvil absorberá una gran cuota de este mercado.

Mayor seguridad

Otro de los factores del crecimiento del pago móvil es la seguridad. Apple Pay, Android Pay, Amazon Pay o Samsung Pay están superando poco a poco a las tarjetas de crédito y débito tradicionales. Este último método de pago, sin embargo, sigue dominando. Pero su superioridad es cada vez menor. Esto demuestra dos cosas:

  • La confianza de los compradores hacia las compras mobile se incrementa año tras año. No obstante, aún existe cierto temor entre los usuarios. Pero esto se debe al desconocimiento de la tecnología utilizada por las pasarelas de pago y los ewallets.
  • En el futuro, los proveedores de tarjetas de crédito y de débito deberán hacer frente a Apple Pay, Android Pay y otros epayments, pues la tendencia es clara: en los próximos años serán superados.

Por si fuera poco, los especialistas en ciberseguridad recomiendan el uso de ewallets frente a las tarjetas de crédito. Son más seguras, afirman. ¿Por qué? Porque emplean la tokenización para cifrar eficazmente los datos del cliente. Cuando los usuarios mobile introducen sus cuentas bancarias y contraseñas, estas plataformas reemplazan dichos datos por un token, casi inaccesible para los cibercriminales.

Perfecto para los consumidores mobile

¿Era necesario mencionarlo? ¡Desde luego que no! Como hemos mencionado en el estudio de SalesForce, la mayor parte del tráfico ecommerce procede de dispositivos móviles. Una década atrás, los usuarios debían resignarse a hacer sus compras desde el ordenador o el portátil. Por ello, Ali Pay, Amazon Pay y otras plataformas han supuesto un soplo de aire fresco para estos consumidores.

Para el cliente mobile, el uso de estos dispositivos es idóneo. Realizar pagos vía smartphone, además, permite reducir los tiempos de espera de manera considerable. Esto se debe a que todos los datos del registro se almacenan en en el propio dispositivo móvil.

Pero el uso del móvil y la tablet deberá hacer frente a diversos obstáculos en el futuro. Un estudio de Pew Charitable Trusts afirmó que la falta de seguridad era un punto de fricción entre los usuarios y las compras vía móvil: para 7 de cada 10 consumidores estadounidenses, esta era la razón de que prefieran hacer sus compras desde el ordenador.

Los datos de Pew Charitable Trusts demuestran que los ecommerce tienen mucho por hacer. Mejorar la confianza y fomentar el uso del móvil para hacer compras online será el gran objetivo de los próximos años.