Con el debate que están causando las criptomonedas a día de hoy, puede que te preguntas si deberías aceptarlas como método de pago en tu negocio online.

No hay una respuesta sencilla a esa pregunta. Todo depende del tipo de negocio que tengas y de tu tolerancia a la volatilidad y al riesgo.

En cualquier caso, es una buena idea entender, en primer lugar, qué son las criptomonedas y cómo funcionan. Aunque puede que todavía sea demasiado pronto como para integrarlas como método de pago, existe una probabilidad real de que, con el tiempo, se conviertan en un elemento más del ecommerce. Si eso sucede, no te hará daño haberte adelantado.

Con esta idea en mente, entramos a ver más a fondo qué son las criptomonedas y cómo podrías utilizarlas en tu ecommerce.

¿Qué son las criptomonedas?

Aunque pueden parecer algo misteriosas, lo cierto es que las criptomonedas son, esencialmente, una moneda más. La diferencia principal es que, al contrario del euro o del dólar, no están respaldadas por un gobierno emisor. Algunas de las criptomonedas más conocidas son bitcoin, ethereum y litecoin, pero hay cientos de ellas, y no paran de crearse nuevas cada semana.

“Las criptomonedas son un activo digital, como el dinero, cuya propiedad puede ser demostrada de manera inequívoca y, a continuación, transferida a un nuevo propietario”, dice “Jim Bursch, director del programa Dash’s Bug Bounty.

“Antes de la creación de bitcoin, no era posible demostrar la propiedad y transferir un activo digital, porque se podían hacer copias perfectas de cualquier elemento digital”, declaró Bursch. “No había nada que impidiera que alguien transfiriera una copia en lugar del original. La criptografía permite acreditar la propiedad de un activo digital y transferirla, y no sólo hacer una copia de ese activo”.

Las criptomonedas se basan en el blockchain, que es, de manera sencilla, un registro descentralizado de transaccciones. Cada criptomoneda es gestionada por una red propia, y no por una autoridad central.

“Las criptomonedas son una capa de gestión del valor basada en blockchain, que controla el valor de un activo concreto”, dice Jason Agouris, CEO de iTristan Media Group.

“En términos simples, es una divisa digital. Se basa en modelos de encriptación que administran todas las demás divisas: a dónde van, a quién pertenecen y el valor de todas las criptodivisas”

Las criptomonedas y el ecommerce

¿Debería considerar aceptar criptomonedas como pago en tu negocio online? La respuesta a esa pregunta depende de tu negocio, tus clientes y tu tolerancia al cambio. Tienes que sopesar el beneficio principal de las criptomonedas -la privacidad- y ver si te compensa frente a los riesgos que implica.

“Todas las empresas de venta online deberían estudiar las posibilidades que ofrecen las criptomonedas y tomar decisiones informadas sobre si integrarlas o no como un sistema de pago”, afirma Bursh para E-commerce Times.

“Desafortunadamente, esto no es una tarea fácil. Hay mucho revuelo alrededor de las criptomonedas, pero esto no quiere decir que haya que correr para adaptarse a ellas. No todo el mundo tiene que subirse a este tren y, dada la volatilidad de este mercado a día de hoy, es casi más recomendable esperar a que la industria madure y que la tecnología se desarrolle”.

¿Qué debería hacer si quiero usarlas como forma de pago?

Si decides experimentar con las criptomonedas como método de pago, tendrás que tener en cuenta las necesidades de tu negocio.

Una forma de hacerlo es configurando hardware wallets y cuentas de cambio. Otro enfoque es confiar en sistemas de terceros. También hay plug-ins disponibles que puedes utilizar para no tener que configurarlo tú mismo.

Debido a la extrema volatilidad de las criptomonedas, la mayoría de los expertos recomiendan cambiarlas a moneda fiduciaria tan pronto como se reciban. Los cargos por aceptar, procesar e intercambiar pagos en criptomoneda varían, y pueden rivalizar o exceder el coste de aceptar métodos de pago más tradicionales.

¿Qué pasará en el futuro?

El blockchain está aquí para quedarse, pero las criptomonedas todavía están muy en sus inicios. Cómo se desarrollarán, y si ganarán importancia, son preguntas todavía sin contestar.

“No sé qué depara el futuro para las criptodivisas,” declaró Bursch. “No desaparecen, y están cambiando a toda velocidad. Fundamentalmente, las criptomonedas están aquí para resolver un problema. Si tienes problemas como comisiones altas por transacción, servicios bancarios deficientes o una mala protección de la privacidad, las criptodivisas pueden ser una opción a considerar”.

Por lo menos, es una buena idea ir un paso por delante y estar listo para zambullirse en este tipo de pago cuando sea el momento adecuado.

Todavía estamos en las fases más tempranas de adopción de esta divisa, pero es interesante estar al tanto de las últimas novedades y prepararse para un futuro cambio en el futuro.