El remarketing ha incrementado su popularidad en los últimos años, siendo utilizado por pequeñas y grandes marcas de todos los sectores. Este tipo de campañas PPC permiten mostrar anuncios a los usuarios que han visitado un sitio web sin realizar ninguna conversión (adquirir un producto, rellenar un formulario, etc). ¡Es como darles una segunda oportunidad! Pero ¿cuánto cuesta hacer remarketing?

Google Display Network, AdRoll, Retargeter o determinadas redes sociales, como Facebook e Instagram, destacan entre las plataformas más demandas para hacer remarketing. Su gran alcance, un ROI muy elevado y su segmentación avanzada ayudan a entender la preferencia de los anunciantes por estos servicios, en especial por el motor de búsqueda de Alphabet, que llega a 9 de cada 10 usuarios existentes en internet, con más de un billón de impresiones al mes, según relevó Think With Google.

No obstante, Facebook tampoco se queda atrás en la lucha por dominar el remarketing. La red social de Zuckerberg cuenta con más de 2.320 millones de usuarios activos (enero, 2019), una gigantesca comunidad que multiplica por tres la población del continente europeo y casi por dos la de África. Sin embargo, el precio de hacer retargeting en Google y en Facebook es diferente. A continuación profundizaremos separadamente en cuánto cuesta el remarketing en cada una de estas plataformas.

Google Remarketing, ¿cuál es su coste?

Como probablemente sepas, Google Remarketing forma parte de la suite de herramientas publicitarias disponibles en Google Adwords (Google Ads desde el pasado año). Su finalidad es mostrar anuncios a usuarios que ya han visitado su sitio, utilizando la cookie almacenada en su dispositivo de navegación (tableta, smartphone, etc.).

Dado que Alphabet también posee YouTube, sus anunciantes tienen oportunidad de hacer retargeting tanto en YouTube como en el buscador más famoso del mercado, Google, que acumula una cuota de mercado estimada del 92% o cercana al 80%, según varios estudios. En consecuencia, Google Display Network aparece como una opción muy atractiva para las empresas B2B y B2C de todos los sectores.

Pero ¿cuál es el coste de Google Remarketing? Este punto tiene una gran importancia. A mayor inversión, menor ROI, ¿verdad? Si un anuncio de pago por clic en sus SERPs (resultados de búsqueda) tiene coste promedio de 2-3 dólares, un anuncio de remarketing es más asequible: entre 0,25 y 0,60 dólares. Estos precios se aplican a los clicks: el anunciante sólo paga cuando los usuarios hacen click en el anuncio de retargeting.

Si no hacen clic en el anuncio, no hay que pagar, lo que tiene un beneficio oculto para el anunciante: recuerdo de marca. Sí, es cierto que el usuario no ha visitado un sitio web, ni ha realizado ninguna conversión. Pero la próxima vez que encuentre sus productos, ya estará familiarizado con el naming y el branding de la marca. Esto incrementará las posibilidades de que realice una compra o contrate un servicio en el futuro.

No obstante, debemos señalar que el coste de hacer remarketing en Google varía en función de la industria. En las más competitivas, algunas palabras clave pueden superar los 6-7 dólares por click, como sucede con las agencias de seguros o los bufetes de abogados. Sin embargo, el turismo, el entretenimiento y otros sectores tienen costes por clicks de 1-2 dólares, por lo que requieren una inversión menor.

Hay que recordar que el anunciante sólo paga si los usuarios hacen click. Pero esto no garantiza un buen retorno de la inversión. Utilizar filtros de conversión, limitar la frecuencia de las impresiones o realizar una segmentación más profunda (por ejemplo, hacer retargeting con usuarios que hayan visitado un producto o categoría específica) son claves para hora de rentabilizar esta estrategia de marketing.

Facebook Remarketing, ¿cuál es su coste?

Facebook Remarketing es una de las herramientas publicitaria más utilizadas en la red social de Zuckerberg, desde el lanzamiento de Facebook Ads en noviembre de 2007, tres años después de que esta plataforma fuera creada. Debido a las muchas ventajas de Google y YouTube, podría pensarse que Facebook no tiene nada que hacer para competir con Alphabet.

En realidad, Facebook Remarketing gusta y mucho a los anunciantes, especialmente desde la adquisición de Instagram en 2012 por 1.000 millones de dólares. Y es que es posible hacer retargeting en Facebook e Instagram, dos redes sociales que suman una comunidad increíblemente grande.

Con ayuda de Facebook Píxel, los anunciantes pueden identificar los usuarios que abandonaron un sitio web, incluírle en una lista de retargeting y enviarles publicidad relacionada con los productos y servicios que ya visitaron, sin realizar ninguna conversión.

No existe una única respuesta a la pregunta de cuál es el coste de Facebook Remarketing. Según datos de Hootsuite, el CPC de Facebook ronda los 0.20-0.30 dólares por clic, mientras que el CPM (cost per mille) supera los 7 dólares. La calidad de los anuncios de la competencia, así como de la competitividad de la industria, también pueden encarecer o abaratar el coste por clic.

Facebook Remarketing ofrece dos formas de asignar un presupuesto a una campaña publicitaria. A saber:

  • Presupuestos diarios: en este caso, la empresa establece el importe límite que invertirá en diferentes anuncios y campañas durante 24 horas. Esta opción es ideal para distribuir mejor el presupuesto disponible en un determinado periodo de tiempo, eliminando así el riesgo de que se agote antes de lo esperado.
  • Presupuesto del conjunto de anuncios: en este caso, las empresas no establecen límites diario, sino que marcan la cantidad en total que gastarán en un conjunto de anuncios durante un periodo de tiempo.

Aclarado cuánto cuesta hacer remarketing, podemos concluir que esta es una de las estrategias publicitarias más interesantes para los anunciantes. El retarjeting utiliza la segmentación para mostrar anuncios a personas que estén interesadas en los productos y servicios de una marca, con la que ya han tenido un primer contacto. Esto incrementa las posibilidades de cerrar una venta. ¡De ahí el poder del remarketing!