Conseguir una mejor experiencia de carrito de compras es un desafío en toda regla. Este es una de las fases más delicadas en el proceso de realizar una compra, y por ello la mayoría de los ecommerces cometen numerosos errores, como obligar a sus usuarios a registrarse y alargar los procesos de checkout en exceso.

¿Sabías que el porcentaje de carritos de compra abandonados ronda el 50% y el 80%, según un informe de ReadyCloud? Estos porcentajes indican que más de la mitad de las ventas se pierden en este último paso. No sorprende, entonces, que las empresas invierten millones en ofrecer una mejor experiencia de carrito de compras a sus clientes.

Apple, Bellroy, Wallmart, Etsy, Amazon, Toys”R”Us y Zappos son algunos de los ecommerces que dominan el arte de crear una óptima experiencia en carrito de compras. Y es que su éxito no se debe únicamente a disponer de un producto o servicio brillante. También sus estrategias para reducir el abandono de carritos de compra influye en la ventaja competitiva que les separa de sus competidores.

5 claves para conseguir una mejor experiencia de carrito de compras

Simplificar los formularios a rellenar, acortar los procesos de checkout o situar el carrito en un lugar visible son algunas de las claves para proporcionar una mejor experiencia de carrito de compras.

En las siguientes líneas descubrirás algunas de las mejores prácticas al comprar en ecommerce, que te ayudarán combatir el abandono de carritos. ¿Te animas a descubrirlas?

Pon el carrito de compras en un lugar visible

Si alguna vez has realizado una compra online, habrás comprobado que el carrito de compras permanece siempre visible, incluso cuando está vacío. Para muchos, esto es sólo un convencionalismo del commerce. En cualquier caso, es importante mantener visible este elemento, a ser posible en un encabezado en blanco, siempre en la parte superior derecha. Una de las razones para hacerlo de esta forma es el acceso a la página del checkout donde se finaliza la compra.

No obligues a tus clientes a registrarse

Es cierto que el registro inicial facilita la vida al consumidor, además de brindar otros muchos beneficios para el ecommerce. Sin embargo, debes entender que la intención inicial del usuario es comprar, no registrarse; si para adquirir un producto debe rellenar un formulario, le estamos poniendo un obstáculo en el camino que aumentará el abandono de carritos de compra.

Numerosas tiendas online cometen este error. La recopilación de datos del cliente antes de cumplimentar el pago o de indicar la dirección de envío dificulta la finalización de la compra. Lo más recomendable es solicitar esa información después. Una buena estrategia es enviar un segundo email (tras el mensaje de confirmación) con el siguiente asunto: “¿Has quedado satisfecho con tu compra? Suscríbete para conseguir un promoción del 20% en tu segunda compra”. Esta es una estrategia simple para conseguir el lead de un consumidor.

Simplifica el rellenado de formularios de envío

Aunque los mejores ecommerce busquen simplificar al máximo los procesos de checkout, esto tiene un límite. Información sensible como la forma de pago, los datos de facturación o la dirección de envío son indispensable, no pudiendo eliminarse (aunque sí omitirse después del registro de usuario, al quedar guardado en la base de datos del usuario).

Para agilizar al máximo el rellenado de formularios de envío, los mejores ecommerce suelen simplificarlo, suprimiendo campos o dándole un diseño más claro y ameno. En este sentido, una de las mejores prácticas en ‘add to cart’ es emplear un fondo blanco y elementos en negro o gris. ¿Por qué? Porque el cerebro humano tiende a buscar elementos y formas en un espacio en blanco, concentrándose en estos puntos focales y evitando cualquier otra distracción. En consecuencia, este diseño incrementa la legibilidad de los formularios de envío.

No olvides la función informativa del carrito de compras

El icono del carrito de compras no es ningún adorno, como se ha desvelado en el primer punto. Tiene una función informativa de gran importancia, ya que permite al usuario conocer no sólo el número de ítems añadidos al carrito, sino también cuáles son y el precio que suman. En los mejores ecommerce de internet, pasar el ratón por el carrito es suficiente para obtener esta valiosa información.

Además, te recomendamos notificar al consumidor cuando un artículo es agregado al carrito de compras. No es necesario ningún tipo de confirmación. Simplemente añadir un efecto visual que permita saber al usuario que el ítem ya está en su carrito, listo para ser adquirido al finalizar el proceso de compra.

Crea procesos de checkouts muy breves

Douglas Horton dijo: «El arte de la simplicidad es un rompecabezas de complejidad». Numerosos diseñadores web estarían de acuerdo con las palabras de Horton, ya que la elaboración de un buen proceso de checkout es un desafío en toda regla. El diseño de la página de un carrito de compras puede ser, en esencia, de dos formas:

  • One-page: toda la información (métodos de pago, ítems del carrito, formulario de envío, etc.) se reúne en una sola página, de manera clara y ordenada, de forma que el usaurio pueda abarcarla de un sólo vistazo.
  • Paso a paso: los elementos mencionados no se distribuyen en una sola página, sino que se muestran paso a paso, en varias páginas, a medida que el usuario cumplimenta la información.

No importa cuál de estos dos sistemas utilices, pues son muy populares y efectivos en entornos retail. Lo indispensable es reducir al mínimo el número de pasos y elementos que puedan añadir complejidad al proceso de compra, especialmente en el sistema paso a paso.

Con ayuda de estos consejos, ya no tienes excusas para ofrecer una mejor experiencia de carrito de compras. Este te permitirá disminuir exitosamente el abandono de carritos, consiguiendo así un mayor número de ventas y clientes.