Para un emprendedor que conozca lo básico del mundo online y que trabaje duro, tener un negocio online es una buena de ganar dinero rápido y sin demasiada dedicación. Por ello, son muchas las personas que han empezado a vender sus propios productos o a comprarlos al por mayor a proveedores principalmente asiáticos. Este tipo de ecommerce son, principalmente, una entrada de ingresos secundario con la que conseguir ingresos extra sin tener que dedicarle mucho trabajo al mes.

Cuando abres una tienda online, suele aparecer el problema del stock. Tener una tienda requiere adquirir productos, almacenarlos y gestionar los envíos, lo que puede darnos más de un dolor de cabeza, a la vez que requiere una mayor inversión. Conscientes de este problema, varias empresas han propuesta soluciones para facilitar la venta online a estos emprendedores. De estas propuestas para vender online sin stock hay dos que se sitúan como las preferidas: el dropshipping y el marketing de afiliación.

En el dropshipping, es el mayorista el que envía a tu cliente los productos y te ahorra la necesidad de gestionarlos tú mismo. En el marketing de afiliación, ayudas a marcas a promocionar sus productos y recibes una comisión por venta, sin necesidad de tener una tienda online (¡con un blog o un perfil en redes sociales te basta!).

Muchas personas que se plantean abrir una tienda online sin stock acaban llegando a estas dos opciones. En este artículo vamos a analizar ambas y ver las ventajas y desventajas de cada una.

¿Qué es el dropshipping? Definición y ventajas

El dropshipping es un modelo de distribución en la que intervienen tres agentes: el comprador final, el distribuidor propietario del ecommerce y el mayorista. En esta estrategia, el distribuidor añade a su tienda online los productos del proveedor mayorista. Cuando el consumidor final compra algo, el propietario del ecommerce pasa el pedido al mayorista. A continuación, el proveedor mayorista envía directamente al cliente final el producto. De esta manera, evita al propietario del ecommerce cualquier problema relacionado con el aprovisionamiento, el almacenaje o la logística.

El dropshipping es una muy buena opción si no quieres preocuparte por el stock, ya que todo lo que necesitas hacer es pasar el pedido a tu proveedor dropshipping y él se encarga de todo lo demás. En este tipo de estrategia, tus ingresos serán la diferencia entre el precio reducido al que compres al mayorista y el precio final de venta al que ofrezcas tus artículos. En el dropshipping los márgenes no son especialmente altos, ya que tu proveedor te facilita muchas gestiones. Por ello, es básico traer mucho tráfico a tu tienda para conseguir muchas ventas e ingresos interesantes.

Si decides empezar a trabajar con un proveedor dropshipping, tu tarea inicial y más importante consistirá en elegir a una empresa de confianza y cerrar un acuerdo de distribución. Muchos mayoristas requieren una cuota de entrada o una cuota mensual, así que deberás tener en cuenta ese gasto. Te recomendamos que busques un proveedor con un amplio catálogo y que entregue a diferentes países. De este modo, te aseguras de que si tu negocio crece, tu proveedor podrá hacer frente a tus nuevas necesidades.

Beneficios del dropshipping

Te puedes concentrar en lo que es importante. El proveedor dropshipping se encargará de todo lo relacionado con la logística, lo que te deja a ti más tiempo para traer tráfico a tu tienda y, por supuesto, vender todo lo posible.
El packaging y las entregas también los gestiona el proveedor. Tú, como distribuidor, no tienes que preocuparte por esto. Es trabajo del mayorista asegurarse de que el pedido de tu cliente llega a tiempo y en buen estado. Además, el artículo irá embalado en un paquete con tu nombre y tu dirección, y no se hará referencia al mayorista en ningún lugar.

Los proveedores dropshipping cuentan con almacenes enormes y catálogos muy amplios. Esto hace que tu tienda sea totalmente escalable. Si vendes, por ejemplo, perfumes, puedes ampliar tu catálogo con un par de clics y comenzar a vender productos cosméticos sin cambiar de proveedor.

El mayorista se encarga de tener un catálogo actualizado, con descripciones y fotografías adecuadas para cada producto. Sin embargo, te recomendamos que modifiques ligeramente las descripciones de la ficha de cada artículo para evitar que Google te penalice por contenido duplicado.

Si decides trabajar en dropshipping, tu inversión inicial será mucho menor que en una tienda con stock. No necesitas un almacén y no tendrás que comprar stock hasta que recibas un pedido en tu tienda.

¿Qué es el marketing de afiliación? Definición y ventajas

En pocas palabras, el marketing de afiliación es un acuerdo en el que tú promociones a través de Internet el producto o servicio de un tercero. Lo puedes promocionar a través de cualquier canal (tu web, tus blogs, tus redes sociales) y, cuando consigas una venta, te llevas una comisión. Pero veamos más a fondo cómo funciona:

Si ya tienes una web o eres una figura conocida online, ya tienes mucho ganado. Si, por el contrario, empiezas de cero, te recomendamos que busques un nicho de mercado con poca competencia y que empieces a construir una comunidad. Una vez que ya sepas de lo que vas a hablar, deberás registrarte como afiliado en alguna plataforma como Amazon. La mayoría de webs no cobran nada por hacerte su afiliado, así que cuidado con los fraudes.

Una vez que te has registrado como afiliado, escoge los productos y los servicios que quieres promocionar. Cada uno de ellos tendrá unas condiciones específicas, y te ofrecerán una URL personalizada para promocionarlos y conseguir ventas. Tú tendrás que compartir ese link y si alguien clica en él y hace una compra, recibirás una comisión.

El marketing de afiliados es una de las mejores maneras de hacer dinero online sin invertir en stock, porque no tienes que vender tus propios productos.

Ventajas del marketing de afiliados

  • Al igual que con el dropshipping, no tienes que tener stock.
  • No hay barreras de entrada. El registro como afiliado suele ser gratuito.
  • El propietario de los productos se encarga de todo lo relacionado con el fulfillment y la logística.
  • Si no te gusta la comisión que te ofrecen o el trato de la compañía que promociones, siempre puedes cambiar a otra que te atraiga más.

Las mejores plataformas de marketing de afiliación

 

  • Affilinet: Empresa con más de 20 años de experiencia, líder en Europa y con más de 3.500 anunciantes.
  • Effiliation: Empresa destacada en el marketing de afiliación perteneciente al Grupo Effinity. Tienen 15 años de experiencia en el mercado y más de 650 anunciantes.
  • Public-Idées: Esta plataforma de afiliación ofrece varios modelos de remuneración y tiene una amplia trayectoria.
  • Tradedoubler: Es una de las principales compañías en el mercado de la afiliación. Tiene presencia multinacional y es la favorita de muchas empresas para sus campañas.

 

Por cuál decidirse: Dropshipping o marketing de afiliados

Para los emprendedores que están pensando en montar un negocio online, ambas opciones son bastante interesantes. Sin embargo, en muchas ocasiones se decantan por el dropshipping por el mayor control que te ofrece. Esto se debe a varias razones:

  • Al tener una tienda online propia, tú eres el que escoge los precios de venta y el que marca las reglas. En cambio, como afiliado, estás a merced de las decisiones de la compañía a la que estás promocionando. Estas especificaciones suelen ser fijas y sin margen de negociación.
  • Por último, pero no por ello menos importante, en el dropshipping es tu marca la que sale reforzada. Cuando trabajas como afiliado estás dando a conocer otra compañía y no la tuya propia. Por ello, si un usuario llega a ellos a través de tu página, es probable que la próxima vez acuda a su web directamente y tú ya no recibas una comisión. En cambio, con el dropshipping es tu ecommerce el que vende, y el mayorista no tiene presencia visible en la transacción con el consumidor final.

Por estas dos razones son muchos los que prefieren decantarse por el dropshipping y montar su propia tienda online. Sin embargo, si prefieres algo más sencillo, aunque tus beneficios sean menores, el marketing de afiliación podría ser la mejor opción para ti.