Cuando se trata de realizar un pago online, la confianza lo es todo. Una vez que el comprador ha añadido los productos al carrito, necesita sentir que la venta es seguro y que no hay engaños de por medio. El comprador típico no está tan centrado en el proceso técnico de captura y almacenamiento de información. Para él, la seguridad es relativa a la confianza: tanto en lo relativo a cómo se maneja su información como en si obtendrá aquello por lo que está pagando.

En este artículo, te damos cuatro maneras de dar confianza a lo largo del proceso de pago, y reducir así el abandono del carrito:

Instala la “barra verde” SSL

Instale la “barra verde” SSL. Existen diferentes tipos de certificados SSL. Cada uno tiene su propio nivel de confianza. El más común es el de “dominio validado”, que es el más rápido y barato de obtener. Se instala en minutos y es útil para blogs y webs informativas.

Los certificados de validación de una organización verifican la identidad de la empresa, pero por lo demás son bastante básicos.

Ambos certificados SSL proporcionan un cifrado adecuado al transmitir datos, por lo que son adecuados para operaciones de comercio electrónico. Sin embargo, ninguno de estos certificados es excesivamente relevante para un comprador.

Los certificados SSL de “Validación extendida” infunden más confianza porque incluyen la barra verde en la barra de URL del navegador. Esto hace que la seguridad sea muy evidente. Este tipo de certificado SSL cuesta más, y cualquier sitio web que lo utilice tiene que pasar un proceso de validación que demuestra que este negocio está registrado legalmente y que está en funcionamiento actualmente. También verifica que la compañía esté localizada en su dirección y número de teléfono, y que sea la propietaria del nombre de dominio.

barra-verde-ssl

Los certificados SSL con EV están disponibles a través de muchos proveedores y a diferentes precios. Todos están por encima de los 120€/año, así que te recomendamos que investigues la mejor opción.

Mostrar sellos de confianza

Los compradores quieren sentirse seguros. Y los sellos de confianza proporcionan la confirmación de seguridad que los compradores necesitan para escribir su información personal y hacer clic en Enviar. Por lo tanto, tiene sentido mostrar varios sellos de confianza relevantes durante el proceso de pago.

  • Sellos de certificados SSL: La mayoría de los proveedores de certificados SSL permiten que las insignias de seguridad se incrusten en el sitio web. Algunos estudios han demostrado que mostrar estas insignias puede aumentar las conversiones de un 10 a un 40 por ciento.
  • Iconos de pago verificado: Estos incluyen logotipos de tarjetas de crédito e iconos de métodos alternativos como PayPal y Amazon Payments. Los sellos de “Verified by…” añaden una capa de seguridad más, más al garantizar una transacción segura y una protección del pago.
  • Insignias de calificación y reseñas del sitio. Estas van desde herramientas gratuitas, como Google Reviews, hasta servicios como Trusted Shops. Las calificaciones de los clientes y de terceros son clave para infundir confianza a los que compran por primera vez.
  • Sellos antivirus. Esto indica que el sitio web en sí mismo está controlado constantemente a varios niveles. Aunque son de los más caros, los sellos antivirus son también los más reconocidos debido a marcas prominentes como Norton y McAfee.
  • Logotipos de partners y clientes. Si vendes a empresas con marcas reconocidas, ¡dilo! (pero consúltales primero. No todas las empresas quieren que utilicen su logo)

Coloca los iconos en un lugar visible

La conversión es, en gran medida, psicológica. Esto incluye las emociones que evocan ciertos colores y, sí, el nivel de confianza que un comprador experimenta durante el proceso de compra. Mostrar varios elementos en lugares visibles durante el checkout debería resultar en un aumento de la conversión.

Por ejemplo, un estudio del Instituto Baymard reveló que el 18 por ciento de las personas que abandonaron el carrito lo hicieron porque no se fiaban de dar a una web concreta la información de su tarjeta de crédito. Por lo tanto, no basta con mostrar un sello de seguridad en la Home de tu página. Necesitas añadirlo también en diferentes pasos de tu proceso de pago. Así aseguras de manera continua al comprador que sus datos están seguros.

La mayoría de los compradores ni siquiera piensan en la seguridad hasta que han llegado al punto de compartir la información de pago. También ayuda llamar la atención sobre los campos más sensibles utilizando un color alternativo o un borde de campo.

elementos-seguridad-ecommerce

Aunque todo tu ecommerce sea seguro, el comprador medio no se preocupa por ello hasta que no le toca pagar. Fuente: Baymard Institute

Explica bien la garantía y las políticas de devolución

Para un cliente, saber que puede contactar con atención al cliente si algo sale mal es el último aspecto que puede necesitar antes de clicar “Comprar”. Por ello, deberías utilizar iconos y frases sencillas que le aseguren que, si algo va mal, puede contar contigo para resolverlo.

¡Pero cuidado! No agobies

Aunque es importante comunicar confianza durante todo el proceso de pago, ten cuidado de no inundar a los clientes con demasiada información. Asegúrate de elegir los elementos más relevantes y reconocibles y de mostrarlos en el lugar ideal. Como siempre, tendrás que utilizar herramientas de analítica para ecommerce para analizar cada cambio y ver si funciona o no.

 

Fuente imagen: https://dribbble.com/Tamarashvili