La optimización de un ecommerce de cara al posicionamiento SEO es una de las prioridades para los profesionales de este sector. Pero lo que no debemos olvidar es que las necesidades no son las mismas para un ecommerce, una página corporativa, un blog o cualquier otro tipo de página web.

En este artículo, te contamos una serie de estrategias SEO en las que te puedes centrar de cara a mejorar la posición de tu tienda online.

Fíjate en los detalles

Hay muchos pequeños detalles en el backstage de tu tienda online que son importantes tanto para los robots que controlan los motores de búsqueda como para tus usuarios.

Échales un vistazo y asegúrate de no perderte ninguno:

Disponer de URL legibles

¿Estarías dispuesto a hacer clic en un enlace que se parece a una contraseña altamente protegida con un par de docenas de caracteres aleatorios? Lo mismo les a tus potenciales clientes. Trata de no hacerlos sentir inseguros (o no interesados) en abrir la página web de tu ecommerce.

Edita tus URLs para que sean legibles y contengan la keyword que quieres posicionar. En caso de que vendas a nivel internacional, no olvides localizarlas.

Tener un sitemap XML o HTML

Tener un sitemap es importante, ya que ofrece información sobre las páginas de tu web a los motores de búsqueda: su importancia relativa entre sí y la frecuencia con la que se actualizan.

Además, es crucial para los propietarios de grandes tiendas (aquellas que tienen más de 100 artículos), ya que el sitemap se actualiza de forma automática cada vez que los productos son revisados o modificados. Esto significa que el propietario de una tienda no tendrá que molestarse en actualizar manualmente su página web, lo que le ahorra tiempo para otras actividades de marketing y SEO.

Optimizar el título y las etiquetas descriptivas

Realiza una investigación acerca de cuáles son las mejores palabras clave y asegúrate de que tanto el meta title como la meta description están optimizadas.

Las palabras clave en títulos y descripciones ayudan a los robots de los motores de búsqueda a entender mejor de qué se trata tu página web, y, por lo tanto, a clasificarla en una posición más alta. Una buena búsqueda de palabras clave también te ayudará a estar más seguro de qué es exactamente lo que la gente busca.

Fácil navegación

Estructura tu catalogo y toda tu página web de la forma más clara posible. Trata de mantener tus productos a solo unos pocos clics de tu página de inicio (lo ideal sería 2 o 3 clics). Para esto, amplía tus categorías y evita usar demasiadas subcategorías.

Carga rápida

El tiempo de carga de la página web también afecta a tu SEO. En primer lugar, como es obvio, porque es molesto para los compradores en línea cuando el ecommerce al que entran no se carga. Si este es tu caso, corres el riesgo de obtener altas tasas de rebote.

Además de esto, los algoritmos de Google verifican la velocidad de la página y penalizan a las páginas lentas.
Para acelerar la velocidad de tu web, elimina cualquier complemento innecesario, usa archivos CSS externos o incluso considera cambiar de proveedor de hosting. Algunas configuraciones de la tienda también pueden mejorar el rendimiento de tu página web.

El móvil, lo primero

Tener tu ecommerce optimizado para móviles ya no es algo opcional. Adaptarse al m-commerce es necesario para cualquier tienda online, dado que el 82% de los usuarios toman sus decisiones de compra mientras navegan por Internet utilizando su smartphone.

Así pues, optimizar tu tienda para dar respuesta a estos usuarios significa contar con un sitio web con capacidad de respuesta frente a cualquier dispositivo. Tendremos que tener en cuenta que nuestra publicidad esté adaptada a smartphones, creando anuncios específicos y asegurándonos de que la información y los productos sean visibles y que sea fácil hacer clic en ellos.

Presenta tus productos lo mejor posible

La información que das de tus productos es un factor clave de cara al SEO.

A continuación te damos varios consejos para que no se te pase nada:

Descripciones únicas

A los motores de búsqueda no les gusta el contenido duplicado, por lo que recomendamos evitar el uso de descripciones de productos absolutamente idénticos una y otra vez. La misma regla se aplica a hacer copia/pega de las descripciones de los productos del fabricante.

Imágenes optimizadas para la búsqueda

Asegúrate de incluir etiquetas ALT en las imágenes. Puede parecer innecesario; sin embargo, para los robots de los motores de búsqueda la etiqueta de una imagen es lo que les dice qué contiene esa imagen. Tus imágenes, y en consecuencia, toda tu web, ganan más peso cuando son rastreadas.

Comparativas de productos

El hecho de añadir comparativas de productos en tu tienda no solo ayudaría a tus compradores a tomar una mejor decisión, sino que también mejoraría tu clasificación en Google debido al linkbuilding interno.

Productos en la home de tu ecommerce

Tu página de inicio afecta enormemente a la primera impresión de tus clientes, pero eso no es todo. También es un factor importante en la tarea que tienen los motores de búsqueda de analizar tu página web. Es por ello que deberías utilizar la página principal de tu tienda para resaltar ofertas especiales y promociones.

Reseñas de los productos

¿A qué potencial cliente no le gustaría conocer las experiencias y opiniones de clientes anteriores sobre tus productos y servicios? La mayoría de los clientes potenciales buscan este tipo de reseñas, y, claramente, éstas mejoran la reputación de tu marca. No obstante, este no es el único beneficio. A los motores de búsqueda también les gusta ver una interacción en tu página web, así que brinda a tus clientes un lugar en el que hablar acerca de tu productos o servicios.

Sé social

Una vez que hayas realizados los pasos básicos y tu página web esté perfectamente optimizada, comienza a atraer más visitantes mediante herramientas sociales.

Estrategia en redes sociales

Unas publicaciones atractivas y una comunidad implicada te ayudará a ganar más enlaces hacia tu sitio web y más tráfico. Esto, de cara a buscadores, implica más credibilidad y un mejor posicionamiento.

Pero elige tus canales sabiamente. Por ejemplo, los visitantes que llegan de Pinterest tienden a realizar compras con mayor frecuencia y a gastar más, en comparación con aquellos que vienen de Facebook. Al mismo tiempo, las categorías más populares en esta plataforma comidas y bebidas. Así que realiza una investigación adecuada sobre qué plataformas sociales se adaptarían mejor a tus productos.

Ayúdate de un Blog y practica el Guest Blogging

La gente tienda a buscar consejos, inspiración, entretenimiento. Mantén satisfechas sus necesidades, interactúa con tus clientes y disfruta al ver cómo crece tu posición en Google gracias a visitantes frecuentes y a todo lo que ellos comparten. Crea un blog, e invita a otros blogueros a postear en él para obtener más visibilidad y links.

 

Existen muchos expertos y consultores SEO que promete mejorar tu posicionamiento SEO. Contactar con ellos puede merecer la pena, pero te recomendamos que tengas cubiertos estos aspectos antes de contratar a un profesional.
Hay muchas herramientas SEO disponibles para potenciar tu ecommerce (y muchas de ellas son gratuitas).