La industria del ecommerce se mueve más rápido que cualquier otra industria en el mundo y esto lo sabe cualquier empresa que se desenvuelva en un entorno relacionado con las nuevas tecnologías e Internet. Como vendedor en línea, puede ser difícil seguir el ritmo de todas las novedades, ya que las tácticas se quedan obsoletas cada vez más rápido.

Las empresas tienen que luchar por ser lo suficientemente dinámicas y diferenciarse en un mercado excesivamente saturado. Cada año, KPMG estudia el comportamiento del consumidor de todo el mundo y publica los resultados en un informe anual.

El informe global sobre consumo en Internet de 2017 reveló que estamos cada vez más dispuestos a comprar productos de cualquier tipo, y que poco a poco nos va costando menos gastar dinero en ecommerces. Y, lo que es más, esto parece darse en todas las zonas del mundo. Examinemos a fondo algunas de las cuestiones de este informe sobre consumo en Internet.

Tendecias en el ecommerce mundial

Los clientes más habituales

Los miembros de la generación X realizaron una media de 18,6 compras en Internet el pasado año. Eso es un 20 % más que la media de 15,6 compras realizadas en Internet por los millennials y la más alta realizada por cualquier generación hasta la fecha.

Las personas nacidas entre 1946 y 1965 realizaron una media de 15,1 compras en línea durante el pasado año. Se cree que los principales factores que incentivaron las decisiones de compra de estas generaciones son el nivel de ingresos y la etapa de la vida en la que se encuentran.

El ticket medio más alto

Las personas nacidas entre 1946 y 1965 tienden a comprar menos veces en Internet que las de la generación X y las mismas veces que los millennials. Sin embargo, son las que más gastan en cada transacción en línea en comparación con las otras dos generaciones estudiadas: gastan una media de 203 dólares, mientras que las personas de la generación X gastan una media de 190 dólares y los millennials alrededor de 173 dólares.

De entre todas las categorías de productos, los nacidos durante el boom de natalidad tras la Segunda Guerra Mundial tienden a comprar en Internet los siguientes productos: productos de aseo personal, artículos y electrodomésticos para la casa y vino.

Independientemente de la generación, los hombres y las mujeres compran en Internet aproximadamente con la misma frecuencia. Sin embargo, los hombres gastan más dinero por compra que las mujeres, 220 dólares frente a 152 dólares de media que gastan las mujeres.

En cuanto a las categorías de productos, los hombres tienden a comprar en línea más productos electrónicos y de lujo, mientras que las mujeres suelen comprar en Internet comida y cosméticos.

Las zonas geográficas que más consumen

  • La zona geográfica con un mayor número de compras realizadas en Internet por persona es Asia, con 22,1 compras de media.
  • En Norteamérica el número es de 19
  • En Europa Occidental se realizan 18,4
  • En Austria y Nueva Zelanda 16,1.
  • El número más bajo de transacciones en Internet por persona al año se lo llevan Latinoamérica, con una media de 9,2; África y Oriente Medio, con 11 compras; y Europa del Este y Rusia, con 11,9.

Tendencia ascendente cada año

A pesar de la zona o la generación, los consumidores tienden a comprar más productos en Internet cada año en lugar de comprarlos en tiendas físicas tradicionales. El motivo parece deberse, en parte, a la mejora de las condiciones de envío y de entrega.

Tendencias de compra según categoría de producto

Las 5 categorías de producto más demandadas en Internet en todas las zonas geográficas son (sin ningún orden en concreto) ropa, medios de comunicación y electrónica. Entre las categorías con un aumento de potencial según el informe son productos deportivos, decoración, muebles, productos para la casa y electrodomésticos.

Aproximadamente entre el 3 y el 5 % de los encuestados afirman que tienen previsto comprar en Internet productos de estas categorías en el próximo año.

Crecimiento de las ventas internacionales

Cada vez más personas en el mundo compran sin barreras en Internet.

Norteamérica tiene la proporción más pequeña de compras transfronterizas en Internet, con un 14 %, mientras que África y Oriente Medio tienen las más altas, con un 50 por ciento.

Los números en esta parte del estudio parecen mostrar que los compradores de las regiones con las economías comerciales más maduras se sienten menos motivados a comprar más allá de sus fronteras, mientras que aquellos que viven en zonas con una economía menos madura están más dispuestos a buscar productos fuera de sus fronteras.

Dispositivos que mejor funcionan en ecommerce

Alrededor de la mitad de los compradores en Internet todavía realiza las compras utilizando un ordenador portátil o de mesa tradicional. Solamente el 17 % de los encuestados prefiere comprar a través de un dispositivo móvil. Otro 27 % dijo que no tenían ninguna preferencia.

En estas cifras se han recogido algunos datos geográficos muy interesantes. Por ejemplo, que la media del porcentaje global de consumidores en Internet que prefieren utilizar su smartphone para estas compras es de 8 %, pero el porcentaje en dos veces mayor en Asia.

Por lo general, los millennials están más dispuestos a utilizar sus teléfonos para realizar compras, de hecho, un 11 % de las compras más recientes se hicieron de este modo. A pesar de ello, el 54 % dijo que la mayoría de sus compras en línea se hicieron por medio de un ordenador o portátil. Cabe añadir que alrededor de dos tercios de los encuestados utilizan los teléfonos inteligentes mientras están en una tienda física para realizar búsquedas de algún producto, en concreto, Internet. El motivo por el que más se utilizó fue la comparación de precio.

Los pasos del cliente hasta la compra

Los cuatro pasos que sigue el cliente a la hora de realizar una compra son, por este orden: conciencia, consideración, conversión y evaluación. El KPMG estudió el comportamiento de los consumidores durante estos cuatro pasos.

Concienciación

En cuanto a en dónde descubrieron los consumidores un producto que posteriormente compraron, el 52 % informó que primero lo vieron en un canal offline. Por otra parte, el 59 % realizaron las compras por medio de un canal en línea. De todos ellos, los millennials son los más propensos a dejarse influenciar, tanto por los canales en línea como por los offline.

Consideración

Los recursos online son, además, en los que los usuarios más confían a la hora de decidir si comprar o no un producto. Los canales más utilizados para realizar búsquedas de un producto son páginas web corporativas y reseñas de producto. Aún así, la búsqueda offline tiene un papel importante: un 29 % afirma visitar una tienda física para ver el producto antes de comprarlo y el 23 % reconoce haber preguntado por sus opiniones a familiares y amigos.

Conversión

Cuando se pregunta por los factores sobre si comprar un producto por Internet o en una tienda física, el 36 % de los encuestados dijo que el precio era el factor más relevante, mientas que otro 30 % afirmó que era más importante comprarlo por medio de la página web corporativa. Las menos frecuentes fueron el asesoramiento, con un 2 %, y la política de devolución, con un 1 %.

Evaluación

Aunque las reseñas son la forma más frecuente de buscar información sobre un producto, solo el 30 % de los consumidores dejan reseñas de producto o lo evalúan en Internet. Y, lo que es más, el 92 % de la información compartida en línea es positiva.

En conclusión, tal y como revela este informe sobre el consumo en Internet, el comercio electrónico es de los más demandados por todo el mundo, especialmente entre las generaciones más jóvenes. Es más, las previsiones van en aumento, se espera que aumente también la demanda de los productos más caros y de grandes dimensiones, pues las condiciones de envío y entrega son cada vez mejores. Como los smartphones proliferan en las regiones menos maduras en cuanto a comercio, la expansión global de la compra por Internet frente a la compra en tiendas físicas continúa.