Si estás pensando en empezar un negocio o potenciar uno ya existente, vas a necesitar las herramientas adecuadas.

En este artículo analizamos 10 tipos de aplicaciones que pueden hacer tu día a día más sencillo y ayudarte a aumentar tus beneficios

Para ser más productivo

Antes de que puedas hacer cualquier cosa emocionante en tu negocio, necesitarás algunas aplicaciones que te ayuden a gestionar las partes aburridas (pero importantes): una cuenta de email de confianza, un sistema de almacenar tus archivos y alguna herramienta para ser más productivo.

Las herramientas más importantes a nivel internacionales son Office 365 y G Suite (las Apps de Google). Ambas son dos muy buenas opciones.

Para montar tu web

Ni que decir tiene que necesitarás una web. Pero, con las decenas de CMS disponibles actualmente, es difícil decidirse por uno.

Si no tienes intención de vender productos o servicios online (es decir, si tu web va a ser simplemente un “escaparate” online de tus servicios), Squarespace es una buena opción. Es fácil de configurar, las plantillas son decentes y con servicio de soporte.

WordPress es otra gran opción. Este CMS tiene muchas opciones a nivel de diseño y funcionalidad, y los miles de plugins disponibles son una gran ayuda. Sin embargo, la curva de aprendizaje es algo mayor que en Squarespace.

Si sí que tienes un ecommerce, necesitarás darle un par de vueltas más: Aunque es tentador insertar un botón de Paypal y desentenderse, hay muchas más opciones a tener en cuenta.

Si te tomas en serio tu negocio online, necesitarás una plataforma que te permita construir una tienda completamente funcional, que puedas adecuar a tus necesidades. En este sentido, Bigcommerce, Shopify o Squarespace pueden servirte.

Si ya tienes una web y simplemente quieres añadir la funcionalidad de ecommerce, Ecwid podría servirte (es un “widget” diseñado para resolver este problema).

Para email marketing

Una lista de correo de calidad es vital para crecer y tener éxito a largo plazo. El email marketing no sólo proporciona un ROI estupendo, sino que es una muy buena manera de compartir tus contenidos, mejorar tu tráfico y el SEO de tu web.

Muchas de las personas que acaban de montar un negocio, piensan que una base de datos de email es simplemente un montón de correos electrónicos almacenados en un Excel, con los que haces “copia/pega” en Outlook. Nada más lejos.

Las herramientas de email marketing te permiten recopilar direcciones de email, almacenarlas, hacer el envío de un emailing con un diseño cuidado, automatizar los correos que se envían y analizar los resultados.

Hay muchas aplicaciones disponibles. Nuestras favoritas son probablemente Getresponse, Sendinblue y Mailchimp. En este artículo hacíamos una comparativa entre Mailchimp y Sendinblue.

Para growth hacking

Una vez que tengas tu web en marcha y tu estrategia de email marketing configurada y funcionando, deberás centrarte en aumentar el tráfico hacia tu web.

Hay multitud de herramientas para ayudarte a hacer esto. Por ejemplo:

  • hay aplicaciones que te permiten realizar tests A/B en tu web para averiguar qué elementos potencian la conversión.
  • hay herramientas que te permiten grabar en vídeo el comportamiento de los usuarios y analizarlo posteriormente.
  • hay popups que dan la bienvenida al visitante y le invitan a suscribirse a tu lista de correo.

Y mucho más.

En nuestra opinión, hay dos aspectos clave en el growth hacking: el social sharing y la generación de leads. Necesitas hacer que la gente quiera compartir tu contenido o suscribirse para recibirlo periódicamente.

Aplicaciones como Sumo te pueden ayudar mucho en ese sentido.

Para gestionar el CRM

CRM significa “Customer Relationship Manager”, y en la actualidad este acrónimo se utiliza para referirse a software basado en la nube que te permite realizar un seguimiento y gestionar las relaciones comerciales entre tu empresa y tus clientes (tanto potenciales como no potenciales).

Normalmente, una aplicación CRM te debería permitir:

  • registrar, organizar y analizar clientes potenciales
  • realizar un seguimiento de la comunicación con clientes y clientes potenciales
  • asignar tareas a cada empleado de tu equipo
  • gestionar el embudo de ventas (es decir, identificar clientes potenciales y hacer un seguimiento de cómo va el proceso de convertirlos en clientes)
  • gestionar las consultas de los clientes a través de un sistema de tickets de soporte

Al igual que con el email marketing, muchos negocios dependen de un Excel para gestionar todo esto. Si éste es tu caso, te recomendamos que cambies de estrategia lo antes posible.

Hay muchas opciones de CRM: Hubspot CRM es gratuito, Capsule o Nimble son muy económicos y Salesforce es una opción avanzada (bastante más cara).

Para llevar la contabilidad

Las aplicaciones de contabilidad basadas en la nube son cada vez más populares y merecen una seria consideración en comparación con las hojas de cálculo tradicionales.

Estas aplicaciones están conectadas a tu cuenta bancaria, lo que significa que todas tus transacciones se importan a tu software de contabilidad en tiempo real (es decir, no más copiar y pegar transacciones de tu cuenta en una hoja de cálculo).

No sólo eso, sino que estas aplicaciones te permiten crear facturas y producir informes avanzados con solo unos cuantos clics. Pueden darte acceso a un análisis profundo de las finanzas de tu negocio y facilitarte considerablemente la gestión de temas fiscales.

Algunas aplicaciones de gestión de contabilidad son Anfix o Debitoor.

Para usar como cuaderno de notas

Un aspecto a menudo pasado por alto en la gestión de un negocio es la cantidad de notas que tomas día a día.

Hay todo tipo de aplicaciones dedicadas a tomar apuntes, guardar enlaces interesantes… En resumen, traducir la función del “post-it” al digital. Evernote es, sin lugar a duda, una de las mejores.

Te permite guardar texto, imágenes y archivos en un espacio de trabajo digital que puedes compartir con quien tú quieres. Puedes acceder a Evernote desde diferentes dispositivos, por lo que podrás consultar tus notas en cualquier momento.

Sin embargo, si utiliza un conjunto de aplicaciones como G Suite u Office 365, es posible que sus productos Keep y OneNote satisfagan perfectamente tus necesidades.

Para apuntar tus tareas pendientes

Las listas de tareas pendientes son comunes a todos los negocios. Son una parte sorprendentemente importante de una empresa que está creciendo o que está ya establecida. Sin ellas, nada se acaba haciendo.

Como prácticamente todo, ahora tienen su propia versión digital. Y, de nuevo, hay muchas opciones disponibles.

Todoist es una aplicación sencilla pero eficaz para gestionar, como su nombre indica, tu lista de tareas pendientes. Funciona en todos los dispositivos y también está disponible como extensión de Chrome, lo que significa que tus tareas incompletas siempre te están siguiendo (esto puede sonar un poco preocupante). Incluye una funcionalidad bastante ingeniosa que te permite convertir emails en tareas.

Wunderlist es otra buena opción.

Para tener un escáner

Debido a que gran parte de nuestra vida laboral incluye ahora el almacenamiento de documentos en la nube, tener un escáner se ha vuelto más importante que nunca.

Y la buena noticia es que ya no necesitas un dispositivo dedicado para esto: puedes usar tu teléfono.

Scannable es una aplicación imprescindible para cualquiera que necesite escanear o fotocopiar cosas. Sólo tienes que colocar el teléfono encima de un documento y se escaneará rápidamente en el dispositivo. A continuación, puedes enviarla por correo electrónico, guardarla en Evernote o colocarla en un sistema de almacenamiento como Dropbox o Google Drive.

Dropbox ahora también tiene su propia aplicación de escaneo.

Para gestionar el social media

La mayoría de empresas terminan peleándose por gestionar varios perfiles de social media a la vez. Puede llegar a ser muy difícil mantenerlos actualizados y ver lo que funciona y lo que no en cada uno de ellos.

Es aquí donde una herramienta de gestión de social media nos hace la vida mucho más sencillo. Hootsuite es una de las más conocidas. Te permite administrar todas tus cuentas de social media desde una única plataforma. Podrás programar publicaciones para cada un ode tus perfiles, mejorar el rendimiento de tus campañas, asignar mensajes a tu equipo para asegurarte de que nada queda sin gestionar.

Algunas alternativas a Hootsuite son Sendible o Buffer.