La compañía Merkle ha lanzado su informe sobre marketing digital en el que analiza el segundo trimestre de 2018. Entre muchas otras cosas, analiza la publicidad de pago en motores de búsqueda.

En este artículo te contamos las principales conclusiones a las que llega este estudio.

¡Atención! Todos estos datos pertenecen al mercado estadounidense. Pero muchas de las tendencias que ocurren allí acaban exportándose a Europa, así que hemos considerado relevante trasladaros este estudio.

El gasto en publicidad en la red de búsqueda se reduce

inversion-red-busqueda-google-2018

  • El crecimiento del gasto en la red de búsqueda de Google se ha reducido por tercer trimestre consecutivo. Aun así, sigue registrando un crecimiento del 18 % con respecto al mismo periodo del año pasado.
  • El crecimiento de la inversión en publicidad alcanzó su pico en el tercer trimestre de 2017, y poco a poco ha ido descendiendo.
  • Los clics también han aumentado un 5 % con respecto a 2017, pero registran una desaceleración bastante destacada. Alcanzaron su mejor momento en el segundo trimestre de 2017.
  • Eso sí: El CPC no lo toca nadie. El Coste por Clic de los anuncios creció notablemente durante 2017, y ahora se encuentra relativamente estable. Ha experimentado un crecimiento de un 12 % respecto al pasado año.

Google Shopping toma el relevo

inversion-google-shopping-2018

  • El gasto en anuncios en Google Shopping ha crecido un 31 % con respecto a 2018, 5 veces más que el crecimiento de los anuncios textuales.
  • El crecimiento de las impresiones para los anuncios en Shopping es muy robusto, lo que es posible que haya canibalizado la visibilidad de los anuncios de texto.

El CPC por keywords de marca se dispara

inversion-google-keywords-branding-2018

  • Una noticia no demasiado buena para aquellos que tienen que pujar por su propia marca: El CPC medio pagado por los anunciantes para keywords relacionadas con marca ha crecido un 30 % con respecto al año pasado.
  • En 2017, el CPC de keywords de marca descendió notablemente. Google hizo cambios en su Ad Rank, que aumentaron el CPC de las keywords tradicionales pero redujeron el de las keywords de branding. Esto pronto se “corrigió”, y ahora las marcas tienen que invertir mucho más al pujar por su propio nombre.