Los marketplaces son una de las principales tendencias en el ecommerce, y cada vez son más las empresas que se lanzan a vender a través de estas plataformas o a montar la suya propia.

Hoy hablamos Joan López, Senior Sales Executive en Mirakl, una solución con la que cualquiera puede lanzar su propio marketplace. Nos habla de tendencias en ecommerce, de qué debería saber una empresa antes de crear un marketplace y de alguna cosa más.

¿Qué tendencias crees que están marcando el ecommerce en 2018 y que serán claves durante 2019?

En este sentido parece que hay un consenso claro entre los principales analistas en que en la actualidad hay 3 tendencias consolidadas como innovaciones en el mundo del eCommerce: la irrupción de la inteligencia artificial (tenemos AI en chatbots, recomendadores, etc…), el florecimiento de cada vez más iniciativas ecommerce B2B y la consolidación de los marketplaces como principal motor de crecimiento.

España es uno de los mercados más maduros de Europa y sigue teniendo un gran potencial de crecimiento, con lo que se convierte en un entorno ideal para estas tecnologías.

¿Cuáles son los beneficios para una marca o minorista de lanzar su propio marketplace?

Tanto los minoristas como los fabricantes, y también los distribuidores, pueden conseguir muchos y variados beneficios adoptando el modelo de negocio marketplace: por una parte extender su surtido con productos de terceros para capturar el “long tail” y capitalizar al máximo su tráfico, pero también es la plataforma ideal para abrir nuevas categorías con un coste residual y así proporcionar a sus clientes una mayor oferta a unos precios competitivos sin renunciar a la calidad de servicio que los vendedores del marketplace ofrecen bajo el logotipo del operador.

Para los negocios que cuentan tanto con canales digitales como también tiendas físicas el marketplace puede ser utilizado para mejorar la experiencia omnicanal y como campo de pruebas de nuevos productos y servicios que después pueden ser ofrecidos en el resto de canales.

Otra tendencia actual en los marketplaces es la oferta de servicios de terceros en la misma plataforma que complementen la demanda al cliente: instalación, mantenimiento, reparación de equipos pero también servicios de ocio, salud y bienestar por ejemplo. Los clientes buscan la compra de “experiencias”.

¿Cuáles son los errores típicos que cometen las empresas al lanzar su propio marketplace? ¿Cómo los corregirías?

A la hora de crear un marketplace el operador tiene que ser fiel a su ADN. Para ello es fundamental una buena selección de proveedores y de productos que proporcionen a su cliente una oferta extendida sobre la que se pueda dar valor añadido. El precio no lo es todo, si bien es necesario ser competitivos (y el marketplace favorece la competencia natural entre proveedores de un mismo producto) debemos proporcionar al cliente una experiencia satisfactoria.

El marketplace es un negocio basado en altos volúmenes, donde uno puede crecer casi tan rápido como quiera, pero se tiene que hacer con un objetivo claro y siendo exigentes con el nivel de calidad servicio proporcionado.  

Por otra parte no podemos esperar que solamente por poner muchos productos a la venta vayamos a tener un tráfico asegurado. Hay que invertir en el marketing de las nuevos productos y servicios ofrecidos en el marketplace, entender las necesidades de los clientes y proponerles la mejor oferta. Escuchar a los clientes, conocer sus preferencias, y saber lo que opinan del servicio ofrecido es fundamental para aprender de los errores y para ello la plataforma Marketplace debe ofrecer las herramientas necesarias para esta gestión detallada.

Otro error común es pensar que puede ser más rápido, barato y fácil construirse una solución a medida para operar un marketplace, mientras que una plataforma marketplace como Mirakl incorpora las mejores prácticas del mercado y permite a las organizaciones centrar sus esfuerzos en el negocio y sus clientes.

¿Cuánto tiempo se tarda en lanzar un marketplace y cuáles son las etapas clave?

Implantar un marketplace no es un reto complicado pero es un proyecto estratégico que tiene que tener el soporte de toda la organización. Con una buena planificación y, sobre todo, con unos objetivos claros de negocio, se puede poner en marcha un nuevo marketplace en cuestión de pocos meses. La mayor parte de los clientes de Mirakl implementan su propio marketplace en 4 meses de promedio: desde que se definen los objetivos y se lanza el proyecto de implantación hasta que se abre el marketplace con la primera selección de ofertas de terceros.

La fase más importante es la selección e integración de los primeros vendedores. Ellos son el núcleo del nuevo ecosistema que se crea y sobre los que se va a confiar el nuevo negocio.

¿Cómo pueden las organizaciones medir el éxito de su propio marketplace?

A través de una plataforma Marketplace como Mirakl los operadores acceden a un conjunto de KPIs que miden desde la evolución de los pedidos y las ventas con todos los vendedores hasta cada uno de los estadios de los pedidos de sus clientes.

Pero, sin duda,la clave del éxito es la satisfacción del cliente cuando encuentra en el marketplace aquello que desea a un precio competitivo y se fidelizan. Gracias a esto los clientes siempre vuelven y aumenta el valor de su cesta de compra. El modelo marketplace no es solamente un factor de crecimiento con dos dígitos del negocio ecommerce, sino que además lo hace con un mayor rendimiento, al contar las ventas de productos marketplace con un margen asegurado y mayor que el de la venta de los productos propios.

Hoy en día, mas de la mitad de los mayores ecommerce del mercado cuentan con su propio modelo de ventas marketplacepara sostener su liderazgo haciendo frente a la dura competencia de Amazon. Desde Mirakl ponemos a las disposición de nuestros clientes no solamente una plataforma líder en el mercado sino que también compartimos la experiencia acumulada con mas de 160 marketplaces en 40 países que han confiado en nosotros.