Todos los cambios sociales y económicos acontecido durante los últimos años han cambiado la forma de hacer negocios, tanto en el mundo online como en el offline. La crisis económica y financiera que hemos sufrido en muchos países han hecho que mucha gente apueste (o se vea obligada) a emprender un nuevo negocio por su cuenta.

Una gran mayoría de esas personas busca en internet un medio con el que mantenerse (y crecer) con un negocio con poca inversión. Pero comenzar un negocio en internet, hacerlo crecer, y convertirlo en un negocio estable con el que al menos pueda vivir una persona, incluso una familia, no es ni de lejos una tarea sencilla (por mucho que algunos así lo hagan creer). Y bueno, ya ni te digo llegar a convertirse en un emprendedor de éxito. Eso sólo lo consiguen unos pocos.

Que se considera emprendedor, que perfiles de emprendedor hay. Nosotros lo hemos categorizado en 5 perfiles diferentes:

  1.  “SOY EMPRENDEDOR”

La gran mayoría de los que empiezan un negocio empiezan en esta fase. Muchos de ellos son profesionales en activo que buscan opciones, oportunidades incluso retos para empezar algo por s cuenta, y de paso obtener unos ingresos extra.

Invierten su tiempo libre en crear un plan de negocio, averiguar los precios de los productos que van a vender, decidir que plataforma e-commerce van a utilizar, todo lo relacionado con temas administrativos y la  búsqueda en internet de todo lo necesario para empezar un negocio online. Creen que son emprendedores pero, en esencia, no lo son.

  1.  “LO VOY A CONSEGUIR”

Son aquellos que apuestan y deciden montar un negocio online. A pesar del trabajo previo realizado, pronto se dan cuenta que no tienen muy claro que van a vender o a quienes van a dirigirse.

Se trata de personas con muchas ideas, un gran número de productos en mente. Suelen empezar con una pequeña tienda en Shopify o Woocomerce, vendiendo en modalidad dropshipping.

  1. “TENGO UNA IDEA”

Por otro lado, están aquellas personas o equipos que lo tienen claro y apuestan. Suele ser gente con más experiencia, incluso con algunos proyectos a la espalda.

Se trata de gente que tiene más claro el producto que va a vender, conoce el target al que se dirige, y conoce los canales de captación así como la tecnología más adecuada para el proyecto.

  1. “TENGO UN PLAN”

El siguiente grupo está un escalón por arriba del anterior. Se trata de personas con mucha más experiencia, concoen bien la tecnología necesaria para desarrollar un proyecto e-comemrce. Tienen un plan de negocios sólido (probablemente resultado de muchas pruebas y errores) un público objetivo claro, una gama de productos y su propia infraestructura con algún tipo de ERP (para gestionar el inventario, facturación, marketing…).

Las cosas pueden ir mal, pero es poco probable que estas personas no tengan éxito a corto plazo.

  1. “LO HE CONSEGUIDO”

Y, por último, están los emprendedores ya consolidados. Se trata de negocios  con recorrido y que han adwuridio una cierta estabilidad, tanto financiera como a nivel de clientes. Han conseguido lanzar un negocio rentable, cuentan con un funnel definido, incluso tienen integrado in house un sistema ERP para la gestión de procesos

Aquí hay aparecen otros problemas, la mayoría debidos a la dificultad de gestionar un negocio en crecmiento. Ese paso entre una startup a una empresa. Los problemas que afloran son aquellos relacionados con “el mundo real” a pesar de haber comenzado una empresa online. Gestionar almacenes, puntos de venta física, proteger y hacer crecer la marca…

La rapidez de los emprendedores online para pasar de una fase a otra marcará la diferencia entre tener un negocio, poder vivir de él o tener éxito.