Dos tendencias, el aumento del e-commerce y el crecimiento de la población urbana, están originando grandes cambios en los envíos de negocios b2C y B2B en las ciudades. Cuando hablamos de los envíos en la ciudad, nos referimos al tráfico de mercancías  y envío de paquetes en aéreas urbanas, en las que hay mucha población, cosa que da lugar a cambios en los envíos y la logística. Los puntos de entrega o los envíos en bicicleta son algunas de las posibles soluciones, pero según el proveedor Dachser, no son suficientes.

LOS PRINCIPALES INCOVENIENTES DE ENTREGAR EN LA CIUDAD

Las áreas urbanas crecen rápidamente, lo que da lugar entornos más y más complicados, por lo que las empresas de envíos tienen que repensar su método de envío tradicional.

Por otro lado, está la  necesidad de reducir los costes, mejorar la rapidez y la efectividad de los envíos. Al mismo tiempo, el entorno no debe sufrir y la vida de la gente no debe ser perturbada. Gracias al e-commerce y las mejoras en la economía actual, los envíos están creciendo a una velocidad récord en las ciudades. El problema es  que las infraestructuras no están preparadas para crecer a la misma velocidad.

¿Y SI ACTUAMOS CON EL B2C DE LA MISMA MANERA QUE B2B?

Tanto los envíos B2C como los B2B están cambiando, según Stefan Hohm, Director de Soluciones  Corporativas, Investigación y Desarrollo en Dachser:

“El principal cambio del sector B2C es encontrar al consumidor en casa y poder aparcar enfrente de su casa. Los consumidores quieren la posibilidad de comprobar el estado de su pedido y conoces la hora de llegada del paquete. En nuestra opinión, en el sector B2B, el reto principal es cumplir con los requisitos y restricciones que el receptor nos impone.

Alas empresas les gusta poder comprobar el estado del pedido ante cualquier discrepancia. Por eso, el alto tráfico y el entorno fuerzan  a los proveedores logísticos a planificar de manera eficiente con herramientas informáticas su plan de ruta. Una solución podría ser actuar de igual manera en el B2C y B2B y aplicar lo que ya vemos de uno en el otro”

PROYECTO DE DISTRIBUCIÓN DE DASCHER

El sistema logístico de distribución en las ciudades de la empresa Dachser tiene como objetivo innova en los envíos dentro de las ciudades. Este nuevo modelo se basa en contar con un equipo de más de 10 trabajadores en zonas urbanas, situados en varias ciudades europeas. Estos serán los encargados de trabajar en el desarrollo de un modelo de negocio sostenible para la distribución logística de las ciudades y en una herramienta para las áreas metropolitanas europeas.

Cada ciudad tiene sus requisitos concretos, por lo que esta nueva herramienta será un método práctico para dar soluciones a cada departamento local. Podrán elegir entre los conceptos más relevantes en sus áreas metropolitanas según su flexibilidad y necesidades.

TODOS TENEMOS QUE FORMAR PARTE DE ESTA NUEVA LOGÍSTICA

La sostenibilidad de los envíos, incluyendo los puntos de entrega, los envíos nocturnos, la implementación de nuevas tecnologías y energías, son parte del plan de innovación y mejora de la distribución en las ciudades de Dachser.

“Estamos trabajando en diferentes conceptos como los puntos de entrega, estamos contratando vehículos eléctricos y hemos desarrollado varios canales de envíos”, dice Stefan Hohm.

Sin embargo, los transportistas no pueden cargan con el peso de la distribución de las ciudades ellos solos, por eso es necesario cambiar esa idea para mejoras la situación de los envíos en las ciudades. Autoridades, empresas y todo el mundo en general debe formar parte de la sostenibilidad de los envíos en las ciudades. De esta manera, la logística urbana mejorará para todos.

SOLUCIONES

“Para optimizar realmente las distribuciones en las ciudades necesitamos colaborar con las autoridades y compartir nuestras necesidades y observaciones. También será necesario que las empresas, las autoridades y la gente cambien su mentalidad y priorice las soluciones sostenibles. ¡No todo tiene que estar entregado en una hora!

Estoy seguro de que los envíos en las ciudades serán mucho más eficientes en el futuro gracias a herramientas o softwares y a los vehículos eléctricos.  De todos modos, el tráfico no desaparecerá de un día para otro. La distribución en las ciudades supondrá un gran reto para la sociedad y por eso los políticos y las autoridades públicas tienen que participar más en esta cuestión”, concluye Stefan Hohm.