¿Vendes en marketplaces? Antes de irte de vacaciones, te damos varios consejos a tener en cuenta. Estas semanas de descanso son un buen momento para plantearte cambios que nos ayudarán a vender más en marketplaces durante el próximo año.

Pon tu tienda en modo vacaciones

Si has decidido o te ves obligado a interrumpir temporalmente tu actividad por vacaciones, no olvides desactivar tu cuenta en marketplaces, programando la suspensión de las publicaciones de tus productos al menos 48 horas antes de irte de vacaciones.

Un consejo: programa la activación de tus productos 2 días laborables antes de tu regreso de vacaciones para que estén publicados antes de tu vuelta. De esta manera, es posible que ya tengas ventas nada más volver.

Prepara tu estrategia para el año que viene

Más del 60% de las compras de fin de año se hacen por Internet. Y, si hay un período para el que te tienes que preparar, es para Navidad. Para algunos sectores, este período representa entre el 20% y el 30% de las ventas anuales.

¿Qué productos serán un éxito en Navidad, Black Friday y Cyber Monday? ¿Cuáles ofrecen mayores beneficios? ¿Cuáles tienen más competencia? Etcétera.

Éste es el momento de buscar nuevos productos, ampliar tu catálogo, buscar productos complementarios para aumentar la cesta media, encontrar productos con licencias, crear tu propia marca…

Si no tienes mucho dinero en efectivo o quieres probar un producto sin riesgo, también puedes hacer dropshipping asegurándote de pedir una muestra de antemano para comprobar la calidad, el embalaje y el plazo de entrega.

También puede crear su propia marca. Una de las ventajas es que tú serás el único que ofrece el producto, por lo que puedes jugar mucho más con el margen. Así evitarás bajar los precios constantemente. Es cierto que estar solo también puede ser una desventaja, ya que no habrá más opiniones sobre tu producto.

Para compensar esta falta de visibilidad, en algunos marketplaces tienes la posibilidad de enviar un emailing a tus compradores. Esta puede ser una buena oportunidad para dar a conocer a tus clientes tus nuevos productos.

Haz pequeñas acciones que traigan grandes resultados

Para aumentar tus ventas fácilmente, algunos puntos que tienes que comprobar son: ¿Están completas las descripciones de mis productos? ¿Las fotografías incluyen varias vistas de producto? ¿Soy competitivo en precio? ¿Los costes de entrega son demasiado altos? ¿Las condiciones de devolución son adecuadas? ¿Tengo malas opiniones que perjudican mi conversión?

Mejora el contenido de tus fichas de producto

Si siempre te preguntan lo mismo sobre un producto o si hay un producto que no se vende nunca, quizás deberías mejorar el contenido de la ficha del mismo. La regla es ponerse en el lugar del cliente. ¿Qué información necesito para comprar este producto? La composición, dimensiones, compatibilidad con otros productos, materiales, alérgenos, condiciones de lavado, garantía, ¿necesito un tutorial?

Vigila los precios

El control de los precios es un trabajo que tienes que hacer todos los días. Más particularmente en productos que no entiendes por qué no se venden cuando hay una gran demanda. Si tu negocio es demasiado caro porque no puedes comprar el volumen suficiente como para acceder a mejores precios, puedes hacer “combinaciones” de productos, ofrecer kits… Por ejemplo: auriculares para smartphone + cargador.

Ten en cuenta que al agrupar tus productos en marketplaces, el código EAN/GTIN del producto a la venta debe ser el del producto principal, ya que su valor es generalmente mayor que el del producto accesorio.

Comprueba tus gastos de envío

De hecho, si superan el 10% del precio de venta del producto, pueden ser prohibitivos para el comprador. En ese caso, es mejor añadir el precio de los gastos de envío al precio de venta, para que cuando los usuarios comparen y clasifiquen los productos por el precio total de venta incluyendo la entrega, aparezca en la parte superior de la lista.

Y ten mucho cuidado de descuidar las condiciones de devolución. Deben ser claras, fáciles, comprensibles e inequívocas, para que el cliente no dude en hacer su pedido.

Ofrece nuevos servicios

Una buena manera de diferenciarse es ofrecer servicios complementarios a tus clientes. Ofréceles la posibilidad de personalizar el producto, propón envoltorios especiales para regalo… No esperes a que el cliente te pregunte si es posible. Indícalo claramente en la descripción, porque es un argumento de venta adicional para hacer un pedido contigo y no en la competencia.

Atención a las reseñas

Recuerda que las opiniones son muy importantes en Internet. Si tu producto ese 1 a 2 euros más caro pero tus opiniones son mejores, el consumidor sin duda preferirá comprar tu producto que el de un competidor con peor puntuación..

Prepara un calendario de tus promociones

Si tienes tu propio ecommerce, ya habrás organizado tu propio calendario, pero si vendes en marketplaces tendrás que organizarte y tener en cuenta las promociones del propio marketplace.

¿No tienes un gestor de cuenta en marketplace? Ésta debería ser tu prioridad. Si vendes productos a buen precio, tienes stock suficiente, buenas reseñas y has hecho ventas con éxito, contacta con ellos y que te asignan un gestor que se ponga en contacto contigo y te ayude a organizar tu cuenta.

Vende en nuevos canales

¿Ya vendes en un marketplace? ¿Y si abres una cuenta en otro? Podrías llegar a nuevos clientes, de países diferentes. Dependiendo del tipo de producto, algunas marcas son más adecuadas que otras y a menudo son complementarias.