Ya está confirmado. La Unión Europea ha impuesto a Google una multa de más de 4.300 millones de euros. Es la mayor multa anti monopolio impuesta por la UE, sólo por delante a la impuesta a los fabricantes de camiones en 2016, que ascendió a más de 3.000 millones de euros.

infografia-multas-monopolio-ue

Fuente: Statista.

Tras varios años de investigación, la Comisión ha demostrado tres puntos que no dejan lugar a dudas y por los que se impone esta sanción al gigante estadounidense. Todos ellos afectaban a fabricantes de hardware, como Samsung o Huawei, que estaban obligados a aceptarlos para utilizar Android.

¿Por qué multa la Unión Europea a Google?

Chrome y la barra de búsqueda de Google, predeterminados

Todos los fabricantes que instalasen Android en sus dispositivos debían incluir dos aplicaciones pertenecientes a Google: Google Chrome, su navegador, y la barra de búsqueda. Debían ponerlos en una posición concreta y configurados de una manera determinada.

El navegador y el buscador de Google son la fuente del negocio de publicidad de Google, ya que los usuarios llegan a los anuncios de esta plataforma mediante las búsquedas que hacen con estas aplicaciones. Esto supone el 90 % de los ingresos de la compañía estadounidense.

Nada de ajustes o aplicaciones que lleven a otros buscadores

Google ofrecía a los fabricantes un pequeño porcentaje de los ingresos generados por las búsquedas de los usuarios a cambio de que no instalasen buscadores de la competencia. Asimismo, tampoco podían hacer ajustes que ayudasen a un usuario a acabar en otro buscador que no fuera el de Google.

Si Google está presente, sólo vendes Google

El último aspecto subrayado por la Unión Europea para multar a Google es que esta compañía ponía trabajas a los fabricantes para vender dispositivos que no incluyeran las dos opciones anteriores. Así, un fabricante podía vender en China dispositivos con otras aplicaciones instaladas, ya que en China no está presente Google. Sin embargo, si quería venderlos en países de la unión Europea, tenía que ceñirse a las dos reglas anteriores o no podía utilizar Android como sistema operativo.

Estas multas empiezan a ser habituales

El pasado año, la Unión Europea ya multó a Google con 2.400 millones de euros por abuso de posición dominante. En esta ocasión, Bruselas acusó a la compañía de dar predominancia a su comparador de precios (Google Shopping) frente al de sus rivales.