¿Pensando en hacer venta social en Facebook? Esta puede ser una de las grandes apuestas para tu negocio. Según datos de EveryoneSocial, esta estrategia puede producir retornos de ganancias de hasta un 16% mayores que otras técnicas de marketing. Pero ¿cuáles son sus beneficios específicos para ecommerces y otras empresas? ¡Descúbrelos en las siguientes líneas!

La venta social ha surgido como una respuesta a las posibilidades de encontrar clientes potenciales en redes como Twitter, Instagram y especialmente Facebook. La comunidad de usuarios activos de la plataforma de Zuckerberg supera los 2.300 millones (enero, 2019). A diferencia de Pinterest o Snapchat, su audiencia es realmente variada, abarcando todos los grupos demográficos. Por ello, a las marcas B2C y B2B les interesa utilizarla como parte de su estrategia comercial.

A través de la venta social en Facebook, los especialistas en marketing pueden encontrar nuevas oportunidades de venta, establecer relaciones de confianza y, en definitiva, alcanzar sus cuotas de venta más fácilmente. Desde luego, si Joe Girard, Mary Kay Ash y otros icónicos vendedores permanecieran en activo, sin duda utilizarían Facebook en su día a día.

¿Por qué hacer venta social en Facebook? 5 respuestas interesantes

¿Quieres mejorar el reconocimiento de marca de tu ecommerce?, ¿gestionar mejor su reputación, ¿o construir sólidas relaciones más fácilmente? La respuesta a estas necesidades es la venta social en Facebook, una estrategia cada vez más utilizada entre las empresas dedicadas al comercio electrónico.

Porque ayuda a gestionar la reputación

Las crisis de reputación son una amenaza constante para todas las empresas, pero especialmente para el ecommerce. eBay, Gap, Hawkers y otras conocidas tiendas online han sufrido este problema en la última década. Entre las causas, destacan una campaña publicitaria equivocada, el malestar de sus empleados o las deficiencias puntuales del servicio.

Más allá de los factores causantes, los especialistas en marketing pueden frenar o amortiguar las crisis de reputación, siempre y cuando las detecten a tiempo. ¡Facebook es una red social perfecta para lograrlo! Además de conseguir ventas, los profesionales en social selling escuchan el buzz de sus clientes a diario. De esta forma pueden ‘cazar’ nuevas tendencias. O identificar posibles crisis de reputación, actuando en consecuencia para frenarlas a tiempo.

Porque genera leads y conversiones

Saber cómo vender en Facebook es un arte que no todos dominan. Comunicarse con sus usuarios no es como hacer una llamada telefónica o hacer una campaña de mailing. Este tipo de contacto ‘a puerta fría’ está en vías de extinción, ya que las nuevas generaciones detestan el tono corporativo.

Uno de los beneficios de la venta social es la posibilidad de escuchar y participar en conversaciones existentes sobre productos y servicios de un ecommerce. Las grandes marcas incluso disponen de grupos dedicados. Pero no hace falta trabajar para eBay, Amazon y otros gigantes para aprovechar este beneficio.

Los usuarios expresan sus quejas y necesidades en público. Esto constituye una gran oportunidad para mostrarles un producto que solucione dichos problemas. ¡Aquí es donde la venta social en Facebook hace su magia! Es realmente fácil detecta estos problemas dentro de esta red social y participar en conversiones de clientes potenciales.

Porque ayuda a fidelizar clientes

Conectar con clientes existentes es otra ventaja inestimable de hacer social selling en esta plataforma. Mantener y hacer crecer una base de fieles consumidores es el objetivo de cualquier empresa. La mejor forma de conseguirlo, además de satisfacer sus necesidades, es establecer una comunicación constante.

Facebook permite a los social sellers mantenerse en contacto con casi todos sus clientes, ya que resultaría difícil encontrar a una persona sin perfil en esta red social. Por ello, los programas de retención de clientes deben incluir a Facebook en su estrategia. Por supuesto, sin olvidarse del correo electrónico, las llamadas telefónicas o las reuniones físicas. Facebook no puede remplazar nada de esto, pero es un complemento extraordinario.

Porque mejora el reconocimiento de marca

La búsqueda de reconocimiento de marca está presente en todas las marcas. Incluso nombres como Walmart, eBay o Amazon necesitan recordar a sus clientes que siguen ahí, satisfaciendo sus necesidades. Para conseguirlo, la inversión en publicidad es un poderoso aliado. Pero no siempre es necesario realizar este desembolso.

Publicar regularmente en Facebook y mantener ‘vivo’ el perfil empresarial o fanpage contribuye activamente al reconocimiento de marca. Además, los social sellers pueden participar en las conversaciones y publicaciones de los usuarios, lo que significa que pueden fomentar el word to mouth de manera activa.

Por ejemplo, si un cliente tiene un problema con la limitada potencia de su batidora, el social seller podría intervenir y recomendarle un producto con la potencia deseada. Si es capaz de aportar valor, el resto de usuarios le escucharán. Con toda seguridad, otra respuesta fascinante a cómo vender más en Facebook.

Porque permite construir sólidas relaciones

Otra de las ventajas inestimables de hacer social selling es la construcción de relaciones. Y es que para cerrar una venta, no es suficiente con tener un producto de calidad: la marca y el cliente deben tener un sólido vínculo. Autores como Ben Stein han afirmado: “personal relationships are the fertile soil from which all advancement, all success, all achievement in real life grows”.

Facebook es una red social excelente para el establecimiento de sólidas relaciones. Gracias a su sistema de mensajería interna, las marcas pueden comunicarse directamente con el consumidor para responder sus consultas o informarles de alguna promoción o servicio de su interés.

A nivel individual, los social sellers deben establecer relaciones con sus clientes; después, deben escucharles y buscar la forma de ayudarles si está en su mano (no siempre se dispondrá el producto perfecto para el cliente perfecto), y por último se procederá a cerrar una venta. Hay que respetar este proceso: establecer relaciones, identificar problemas, ayudar y vender.

Y es que la construcción de relaciones es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier estrategia comercial. ¡Y la venta social en Facebook es una apuesta segura para lograrlo!