Aunque todas las marcas y empresas desean vender productos en Twitter, sólo una pequeña parte de ellas consiguen obtener el rendimiento deseado. Entre las principales causas encontramos un perfil mal optimizado, el rechazo a utilizar tendencias y hashtags o el error de usar Twitter como si fuera un canal de ventas tradicional.

¿Sabías que más de 9 de cada 10 empresas (el 92%) en Twitter publica al menos una vez al día y el 42% de ellas publica hasta 5 veces al día, según Simply Measured (ahora Sprout Social)? Para los ecommerces más exitosos, esta red social no es ningún adorno en sus páginas web. Realmente obtienen un gran rendimiento comercial usando esta plataforma. En las siguientes líneas descubrirás cómo usar Twitter en venta social. ¿Nos acompañas?

Cómo vender productos en Twitter de manera eficaz

Optimiza y da una imagen profesional a tu perfil

La apariencia no lo es todo, pero las primeras impresiones pueden marcar la diferencia. Marcas como Amazon, Zalando o eBay conocen la importancia de dar una imagen profesional a sus clientes. En este sentido sus perfiles son ejemplos a seguir. La biografía, el logotipo y la imagen de fondo deben trabajar conjuntamente para subrayar el branding, la misión y el tono de la empresa anunciantes.

Hay que considerar que una de las métricas más importantes de Twitter Analytics son las visitas al perfil. Optimizarlo hasta conseguir una imagen profesional debe ser un primer paso para las marcas que deseen vender productos vía Twitter.

Aprovecha las tendencias en beneficio de tu marca

Seguir los temas y hashtags más relevantes y subirse a la ‘ola’ para potenciar las campañas de marketing es una práctica muy extendida entre las marcas. La cadena KFC, por ejemplo, lanza campañas muy creativas con motivo del National Fried Chicken Day, pero no todas las tendencias son tan evidentes. El Día de la Tierra, por ejemplo, ha sido utilizado por Amazon y otros ecommeces para subrayar la sostenibilidad y otros valores de sus marcas.

No obstante, es importante utilizarla adecuadamente. En la actualidad, uno de los hashtag más frecuentes es #MeToo, y a pesar de que la filosofía de muchas marcas coincide con esta iniciativa, intentar aprovechar esta tendencia en beneficio propio puede ser peligroso. De hecho, muchas empresas han salido perjudicadas. No todas las tendencias pueden utilizarse para potenciar una marca.

Además, las empresas deben tener cuidado con seguir tendencias que no guardan relación con su nicho de mercado. En septiembre de 2014 la marca DiGiorno Pizza recibió una oleada de críticas por utilizar incorrectamente el hashtag #WhyIsStayed. Este error tuvo una gran repercusión. Incluso el Times se hizo eco de esta mala práctica, que evidentemente dañó la reputación de esta cadena de pizzas.

Ayuda y conecta con los usuarios, no les vendas tu marca

Otra de las claves para vender productos en Twitter es recordar que esta es una platafoma social, no un marketplace. Los usuarios no acceden a Twitter para adquirir productos o servicios. Pretender utilizar esta red social como si fuera un canal de ventas producirá el rechazo de los posibles consumidores. El objetivo del marketing de redes sociales debe ser atraer a los clientes potenciales, construir una comunidad en torno de la marca y mejorar su reputación.

Pero esto no significa que las marcas deban ocultarse en Twitter. Starbucks, por ejemplo, muestra sus deliciosos cafés en cada tuit, y no por ello sufre el rechazo de los usuarios. Lo mismo sucede con Zappos y su calzado y otros muchos ecommerces con presencia en la red social del pajarito azul.

Pero estas y otras marcas, lejos de limitarse a vender sus productos, ayudan a los usuarios. Y es que Twitter es una excelente alternativa a la atención al cliente tradicional. De hecho, numerosas estadísticas sugieren que los consumidores prefieren comunicarse con las empresas vía redes sociales, que utilizando el teléfono, el email u otros canales.

Utiliza Twitter Ads para tus campañas de marketing

Esta recomendación no entra en conflicto con el punto anterior. En Twitter circulan 500 millones de tuits al día, lo que significa que es extremadamente difícil destacar sobre los demás. Utilizar Twitter Ads para conseguirlo es la decisión más sensata, con muchos formatos disponibles: Promoted tweets, Promoted accounts, Promoted Video Ads, etc.

Estos últimos puede ser lo más interesantes para el ecommerce, debido al incremento de los contenidos en vídeo en internet. Además, los usuarios de Twitter son muy receptivos. Una encuesta de IPG Mediabrands reveló que 7 de cada 10 usuarios de Twitter considera que los anuncios de vídeo no son intrusivos, ni empeoran su experiencia en esta red social.

No obstante, es importante subrayar que el objetivo no tiene por qué ser vender productos en Twitter. Detrás de una campaña pagada puede haber otras metas, como por ejemplo:

  • Reconocimiento de marca.
  • Incremento de comunidad de followers.
  • Búsqueda de tráfico social a través de clics en el sitio web.
  • Aumento de las descargas de una app.

Encuentra y utiliza a los influencers

Todos los sectores, industrias y nichos de mercado tienen influencers: bloggers, youtubers o expertos en alguna temática, que utilizan Twitter para conectar con su audiencia. ¿Qué sucede cuando este influencer se posiciona a favor de una marca? Que sus fieles seguidores compran esa marca en lugar de acudir a la competencia.

Por otra parte, las estadísticas también avalen que el uso de influencers es una forma excelente de vender productos en Twitter. Incluso entre los usuarios normales y corrientes, esta estrategia funciona: el 56% de los consumidores reciben la influencia de sus amigos y compañeros de trabajo a la hora de compras, según un estudio difundido por Twitter en colaboración con Annalect.

Pero no todas las marcas y empresas encontrarán a los influencers que necesitan en Twitter, debido al target de esta plataforma. Según datos facilitados por la propia red social, 8 de cada 10 usuarios de Twitter son millennials. Las marcas cuyos consumidores coincidan con esta generación debe utilizar esta red social; en caso contrario, descartarla puede ser la mejor opción.