Pongamos el caso de que quieres estar en contacto continuo con una página web que te encanta, y decides descargar su aplicación. Al intentar descargarla, tu smartphone te avisa de que no tienes suficiente espacio, y te toca borrar otras apps y alguna foto. Cuando por fin consigues descargarla, te quedas sin conexión y la app no funciona.

Todos hemos pasado por esta situación. Las apps son una buena solución, pero implican ciertos problemas para el usuario que, al final, lo único que quiere es poder navegar fácilmente por una web que le gusta.

Solo el 37 % de los usuarios siguen utilizando apps de e-commerce un mes después de haberlas descargado, lo que significa que el 63 % de los usuarios cambia de opinión y dejan de utilizar esta aplicación o la desinstalan.

¡Esto es más de la mitad de usuarios! ¿Dónde está la utilidad en crear una aplicación si tus potenciales clientes acaban eliminándola? A los usuarios móviles no les gusta que una página de e-commerce tarde en cargarse. Un ligerísimo retraso en la velocidad de conexión puede aumentar en hasta un 26 % la frustración y reducir el compromiso de sus clientes hasta en un 8 %.

El problema de cargar la página con retraso es mucho más crítico en África o incluso en el subcontinente de la India. Es de vital importancia que los profesionales del marketing diseñen experiencias específicas para los usuarios móviles. Y éste fue precisamente el motivo por el que surgió la idea de crear Progressive Web Apps (PWA).

Cualquier página web que se precie ha de contar con una versión móvil, ya sea responsive o adaptive, que la haga más accesible a los usuarios y mejore la experiencia de compra. Las empresas invierten en desarrollar nuevos diseños móviles, que se adapten a pantallas más pequeñas. Invierten también en que estos diseños carguen a la velocidad requerida, para que ningún usuario se frustre y se vaya a la competencia.

Pero, ¿qué pasa cuando el usuario se queda sin conexión? No hay manera de luchar contra eso.

Google introdujo el concepto de Progressive Web Apps en 2015 y, desde entonces, han dado mucho que hablar. Los profesionales del marketing y el ecommerce han afrontado el reto de las PWAs con cierta expectación -y, no nos engañemos, cierto reparo por si la cosa no sale bien-.

En un congreso acerca de PWA que tuvo lugar en 2016 se explicó la anatomía de las aplicaciones progresivas y todo lo relacionado con ellas. De hecho, hay quienes califican esta idea como el próximo gran acontecimiento que revolucionará la forma en la que funcionan las cosas y que potenciará el progreso a nivel mundial.

Las aplicaciones web progresivas están diseñadas para subsanar los defectos tanto de los navegadores como de las aplicaciones nativas, de forma que muchos desarrolladores las consideran la próxima idea revolucionaria.

¿Qué son las aplicaciones web progresivas?

¿Por qué tener que elegir entre las aplicaciones web y las aplicaciones nativas cuando puedes usar las dos a la vez? Precisamente para esto están hechas las Progressive Web Apps.

Pero, ¿para qué sirven?

Los usuarios de navegadores web móviles se han multiplicado durante los últimos tres años y las PWA ayudan las empresas a llegar a estos usuarios. Las PWA cuentan con todas las características dinámicas de una aplicación, al mismo tiempo que funcionan como una página web, cosa que las hace muy útiles. Están a medio camino entre las aplicaciones web nativas y las páginas web normales, por lo que hacen que las páginas web móviles sean tan rápidas y útiles como las aplicaciones nativas.

Características de las aplicaciones web progresivas

  • Progresivas: Su propio nombre lo dice. Las PWA tienen la capacidad de funcionar en cualquier dispositivo y usuario con todas las funciones posibles, dependiendo de la tecnología de sus dispositivos.
  • Reaccionan: Se adaptan al tamaño independientemente del dispositivo.
  • Conectividad independiente: Debería funcionar correctamente tanto con conectividad limitada como sin conectividad.
  • Parecidas a una aplicación: El usuario debería tener la impresión de estar utilizando una aplicación, por lo que debe estar construida según el modelo de una app.
  • Actualizadas: Al contrario que las apps, no necesitan que el usuario descargue ninguna actualización.
  • Seguras – La aplicación web debería estar alojada en un servidor HTTPS para que sea segura y poder prevenir cualquier intervención maliciosa.
  • Reconocible: Como las PWA son como una página web, deberían ser fáciles de encontrar. Una de las cosas de las que carecen las aplicaciones es poder dar con ellas fácilmente. Como no tienen ninguna URL fijada, resultan muy difíciles de encontrar para los motores de búsqueda.
  • Atrayentes – Las aplicaciones web, al igual que las aplicaciones nativas, tienen que conseguir atraer al usuario más de una vez. Esto se consigue, por ejemplo, por medio de la activación de notificaciones.
  • Instalable: Las aplicaciones nativas se instalan en la página de inicio, al igual que las PWA. La única diferencia es que las primeras se tienen que descargar de la tienda de aplicaciones, mientras que las segundas se pueden añadir a la pantalla de inicio y pueden estar disponibles inmediatamente.
  • Vinculables: No se requiere ninguna instalación, tal y como ocurre con las aplicaciones nativas, y se pueden compartir fácilmente por medio de su URL, al igual que una página web.

Todas estas características hacen que las aplicaciones web progresivas sean únicas e irremplazables.

“El motivo por el que se les llama “progresivas” es porque la experiencia va mejorando dependiendo en el tipo de tecnología disponible en el dispositivo”, dice David Merrell, Senior mobile product manager del The Washington Post.

Cómo “instalar” Progressive Web Apps en tu móvil

Por medio de un aviso web

Cuando navegas por una página web durante cierto número de veces, (que puede variar de una página web a otra), aparece un banner de instalación de aplicación web pidiendo permiso para añadir la página web a tu página de inicio del móvil. Así, cuando haces clic en el anuncio, automáticamente se añade a tu página de inicio y aparecerá un icono similar al de una aplicación web.

De forma manual

Puedes añadir una aplicación web progresiva de forma manual abriendo la página web y añadiendo un atajo a la pantalla de inicio.

Una vez abres la página web del atajo, comenzará a funcionar justo igual que una aplicación, proporcionándote una experiencia dinámica.

Imprescindibles para que una PWA funcione

Hay dos cosas imprescindibles que te asegurarán que una PWA funcione correctamente:

Service workers

El secreto detrás de que una PWA funcione sin conexión son los service workers. Gracias a ellos, es más fácil consultar los datos que recibió el dispositivo la última vez que estuvo en línea.

Un service worker actúa como intermediario, y proporcionan servicio incluso cuando estás sin conexión. Sincronizan los datos anteriores y se los proporciona al usuario. Trabajan entre bastidores y desempeñan un papel muy importante administrando las notificaciones.

El modelo “shell” de apps

Un modelo “shell” es como un prototipo o estructura que es estática y está siempre presente. El contenido que aparece es cambiante. Este modelo “shell” es primordial para cargar lo necesario cuando un usuario abre la aplicación web. Especialmente para que la interfaz de usuario sea fluida, se requiere de HTTP, CSS y JavaScript.

El modelo “shell” de la aplicación se debe cargar rápidamente y almacenarse. Cuantas más veces el usuario entre en la aplicación, más rápido debería cargarse. Todo ello mejora gracias a las habilidades de almacenamiento del service worker.

Las notificaciones push

Alrededor de 100 mil páginas web utilizan las notificaciones web automáticas de Chrome. Hay mucho potencial en este tipo de notificaciones, pero todavía están algo desaprovechadas.

La razón principal de los profesionales del ecommerce para adoptar las notificaciones web automáticas es convertir a los usuarios en clientes. Porque no solo te ayudan a llegar a ellos, sino también a incentivarles a que pasen más tiempo en tu página web. Las notificaciones móviles automáticas son, principalmente, una característica de las aplicaciones. Sin embargo, la llegada de las notificaciones automáticas a los navegadores ha facilitado que se puedan enviar sin ninguna aplicación, excepto cuando los usuarios no tienen conexión.

Uno no puede dar por hecho que tendrá usuarios. De hecho, una vez te alejas de ellos, es muy posible que no se molesten en volver a tu web. Así que mantener una comunicación cordial y constante con ellos es necesario si lo que quieres es mantenerlos informados e incentivarlos a volver a visitar tu ecommerce. Esto significa que tienes que estar conectado incluso cuando están sin conexión. Esta demanda inminente viene fomentada por las Progressive Web Apps.

Las aplicaciones web progresivas funcionan 24/7, gracias a los service workers que hacen que sea posible recibir notificaciones personalizadas en el momento, desde cualquier lugar y a cualquier hora en los teléfonos móviles. Las notificaciones web instantáneas diseñadas para los dispositivos móviles proporcionan actualizaciones recientes y te permiten volver a conectar con los usuarios cuando no están visitando la página web o no están conectados. Eso es lo que se llama innovación.

Una historia de éxito

Hay muchas historias de éxito relacionadas con las PWA.. Una de ellas es la de Flipkart, que surgió con Flipkart Lite, y que, al utilizar las aplicaciones web progresivas, obtuvo una mejora del 70%.

A los usuarios les encanta la velocidad, la navegación tranquila y la rapidez con la que funciona. Pero lo que más les gusta es que puedan disfrutar de todo ello incluso cuando tienen poca conexión o no están conectados.

Puedes probar las aplicaciones web progresivas con Chrome 47 o posterior. A día de hoy, hay muchas Progressive Web Apps y este número va en aumento: han venido para quedarse.