Cada vez hay más gente que se lanza a hacer campañas de publicidad en Instagram.

Ya no son sólo las grandes empresas las las opciones de pago de esta plataforma, sino todo tipo de empresarios de miles de sectores diferentes.

Instagram tiene una audiencia enorme a la que podemos tener acceso de manera muy económica, y por ello muchos profesionales del marketing están optando por esa red social.

El problema es que no todos están viendo los resultados que esperaban.

¿A qué se debe esto? ¿Es Instagram una mala plataforma para la publicidad de pago? ¿O es que simplemente no sabemos utilizarla correctamente?

Con este artículo querríamos decirte que la respuesta es ésta última.

Al gestionar campañas de Instagram, es sencillo ver como unos simples ajustes pueden reducir los CPC de manera notable. Si haces publicidad en Instagram o vas a empezar a hacerlo, este artículo te conviene.

Vamos a enseñarte todos los aspectos clave al crear una campaña de publicidad en Instagram que convierta. Una vez implementadas estas tácticas, tus anuncios recibirán más clics, y ese tráfico -si tu ecommerce está correctamente configurado- debería aumentar tus conversiones.

Instagram no es Facebook. Asúmelo.

Instagram puede ser propiedad de Facebook, y la gestión de sus campañas se hace desde una plataforma compartida. Pero es una red social muy diferente.

Con esto queremos decir que, sólo porque algo funcione en Facebook, no tiene por qué funcionar también en Instagram.

Llevar a cabo una campaña publicitaria de éxito en Instagram para tu e-commerce implica mucho más que simplemente montar una campaña para Facebook y marcar la opción de mostrar en Instagram.

Tienes que diseñar tu campaña específicamente para cada red social. Cuanto más se adapte, mejor funcionará entre sus usuarios.

Para este punto, hay tres aspectos principales en los que debes centrarte:

Punto #1 – El público: La audiencia es lo primero

Sólo porque una audiencia esté funcionando en tus anuncios de Facebook no significa que vaya a funcionar bien en tus campañas de Instagram. De hecho, según nuestra experiencia, casi nunca lo hace.

Esto parece ilógico, pero no lo es. Instagram es una plataforma propia, con una « etiqueta » y unos usuarios independientes.

La prueba de división será una necesidad a medida que empiece a limpiar las audiencias de Instagram.

Cuando empieces a invertir en publicidad en Instagram, los tests A/B serán básicos para orientarte y ver desde el minuto 1 lo que funciona y lo que no.

Cuando hablamos de tests A/B queremos decir que hagas varias pruebas: diferentes rangos de edad, intereses más específicos o más amplios… Antes o después, deberías encontrar el segmento que te funciona mejor.

Dependerá de ti que te sumerjas en el mundo de las audiencias y que encuentres lo que funciona mejor. Según nuestra experiencia, a veces una simple inversión de 7€ es suficiente para saber si un determinado segmento funciona o no.

Punto #2 – Las imágenes

Aunque por lo general puedes utilizar las mismas imágenes que tus anuncios de Facebook, no es la mejor opción.

Instagram es conocido por su estética. Cada nicho tiene su propia « feeling » estético, y unos usuarios con unas expectativas determinadas a nivel de estilo.

Antes de lanzar tus campañas, empápate de tu sector. Encuentra cuentas de tu nicho y aprende cómo integrarte. Una vez que tengas una idea general de lo que se está haciendo en esta red, deberás probar a utilizar varias imágenes de prueba. Crea al menos tres creatividades diferentes de alta calidad y que se ajusten a la estética de esta red social.

Los datos no mienten: A veces, una mala imagen puede triplicar el CPC de un conjunto de anuncios.

Punto #3 – El copy

Por último, deberás escribir un copy específico para Instagram.

Pero no te preocupes, hay pocas cosas que tengas que saber al redactarlo.

  • Para empezar, esa URL que has incluido en tu anuncio de Facebook no te va a servir para nada en un anuncio de Instagram. Seguirá estando ahí, pero nadie podrá clicar en él. Instagram sólo permite hipervínculos en la biografía de un usuario. Por ello, el enlace sólo será clicable en el CTA del anuncio, y no en el copy.
  • Puedes utilizar hashtags (hasta un máximo de 30).
  • Si tiene sentido en tu anuncio, puedes animar a tu audiencia a que etiquete a un amigo en los comentarios de tu anuncio. Esto ampliará el alcance del mismo y te ayudará a conseguir más tráfico orgánico.

 

Teniendo estos tres aspectos en mente -audiencia, imágenes y copy-, puedes redactar varios anuncios diferentes y hacer pruebas mediante tests A/B.

Tu objetivo principal tiene que ser recopilar información suficiente sobre la respuesta de los usuarios ante cada anuncio. Esto te ayudará a dejar de trabajar basándote en hipótesis y empezar a hacerlo basándote en datos.

Una manera sencilla de hacer Tests A/B es mediante la herramienta Adespresso. Pero eso ya lo veremos en otro artículo.

¿Ya tienes todo esto listo? Pasemos a la siguiente etapa del funnel.

Optimiza tus campañas para tráfico móvil

Vender en Instagram es diferente a vender en otras plataformas.

Esta red social no tiene versión web (o sí que tiene, pero es muy básica y prácticamente no tiene uso). Prácticamente toda su publicidad se muestra en su app móvil.

Y adivina qué supone eso.

Significa tráfico móvil a montón.

Esto quiere decir que estarás comprando tráfico proveniente de dispositivos móviles y, si tu web no está adaptada, estarás tirando dinero a la basura.

Si estamos creando campañas dirigidas a usuarios mobile, ¿deberíamos crear un funnel específico para ellos? La respuesta es sí. Deberíamos hacerlo.

Las landing pages a las que vayan estos usuarios tendrán que ser 100% responsive y proporcionar tan sólo la información suficiente con la que conseguir una venta sin aumentar el tiempo de carga de la web.

Nos guste o no, convertir en mobile es mucho más complicado que convertir en desktop. Los usuarios que entran a un ecommerce desde su móvil o tablet sufren dos tipos de « fricciones » que pueden interrumpir la compra.

  • Fricción percibida: Es el bloqueo mental al que llega un usuario cuando aterriza en una landing page saturada de texto o imágenes, cuando tiene que completar un formulario excesivamente largo, etcétera.
  • Fricción real: Es la que ocurre cuando alguien se pelea por rellenar un formulario con sus pulgares, o cuando no puede clicar en un CTA demasiado pequeño.

Estos dos problemas, tanto los reales como los que tan sólo son una percepción, se cargan tu conversión.

He aquí algunas maneras de optimizar este aspecto:

  • Tu landing page tiene que ser responsive. Diríamos que es obvio pero, viendo lo que hay por ahí, sería presuponer demasiado.
    Hay cientos de dispositivos diferentes, y tu tienda tiene que darles respuesta. Si no lo hace, al menos asegúrate de que funcione en los dispositivos desde los que Google Analytics te dice que entran más usuarios a tu ecommerce.
    Parte de la optimización de tu diseño responsive puede significar eliminar algunos de los elementos (imágenes o texto innecesarios, por ejemplo).
  • Facilita la lectura: Intenta utilizar bullet points, párrafos cortos y cantidades de texto que no saturen al usuario.
    Es importante facilitar la lectura del contenido de un dispositivo móvil.
  • Utiliza un opt-in de un solo paso: Si mandas a los usuarios a una landing page y pretendes que completen un formulario o que realice una conversión determinada, asegúrate de incluirla en esa misma landing page. Es decir, inserta el formulario directamente en la landing, no les hagas clicar en otro CTA para ir a una segunda landing page. Si no lo haces así, perderás a mucha gente por el camino.
    Los opt-ins de un solo paso reducen la fricción y aumentan las tasas de conversión en las landing pages diseñadas para mobile.
  • Pida el menor número de datos posible: Cuanto menos tenga que completar el usuario, mejor. Intenta dejar a un lado la obsesión por recolectar información y céntrate en optimizar las conversiones. Formularios cortos, sencillos de completar y con campos amplios en los que sea fácil clicar. Esa es la clave.

Conclusión

Instagram es una genial opción para tus campañas de marketing de pago.

Esta red social te ofrece toda la potencia de segmentación de Facebook, pero con una competencia y unos precios más reducidos (por ahora).

En este artículo te hemos mostrado algunas claves para tener éxito. A partir de aquí, es cosa tuya.

¿Has hecho alguna campaña de pago en Instagram? ¡Cuéntanos tu experiencia!