¿Qué son los checkouts en las compras online? Por simple que pueda parecer, esta consulta es frecuente en internet, incluso entre los emprendedores digitales.

Walmart, Zappos, Amazon y otros marketplaces han optimizado al máximo sus procesos de checkout. Las malas prácticas al respecto, por contra, tienen un impacto muy negativo en las tasas de abandono de carritos de compra.

Según datos de SaleCycle, el promedio de abandono carritos en 2018 era de 75.60%, nada menos. Esto significa que más de 7 de cada 10 usuarios empezaban a comprar, pero abandonaban sus compras antes de finalizar.

Este porcentaje era más alarmante en 2017. Según AbandonAid, la tasa promedio de carritos abandonados era de 81.40%. La evolución, pues, ha sido positiva.

¿Veremos en 2019 unas tasas cercanas al 60%? Es difícil de decir. Pero lograrlo está en la mano de los ecommerces.

Antes de profundizar en las mejores recomendaciones para mejorar los checktous, debemos conocerlos en profundidad.

¿Qué son los checkouts en las compras online?

Respondiendo directamente a la cuestión de qué se entiende por checkout en compras online, aclararemos: son cualquiera de las páginas del ecommerce destinadas a la finalización del proceso de compra.

Los checkouts en las compras online se inician cuando el consumidor hace click en ‘Finalizar el carrito de compras’ o el icono de la barra superior. Entonces, es redirigido a la página de checkout propiamente.

En las páginas de checkout identificados claramente varios elementos:

  • Resumen de las compras realizadas: items, número y posibilidad de suprimirlas.
  • Campos con la dirección de envío.
  • Casilla para introducir el código de descuento o promoción.
  • Apartado con las opciones de envío.
  • Campo de selección de método de pago.
  • Enlaces de ayuda. Por ejemplo, el FAQs.

En el mundo real, su equivalente sería el mostrador y la caja registradora. Por alguna razón, cuando los clientes llevan sus productos al mostrador, no los abandonan ahí. ¡Pero esto sí sucede en comercio eletrónico!

Como demuestran los datos de SaleCycle y AbandonAid, la mayor parte de los carritos de compra son abandonados. Esta sería una situación muy divertida en el mundo real, ¿verdad?

Sin embargo, en comercio electrónico es un indicador ineludible de que algo en los checkouts no funciona como debería. Entre los factores causantes de un mal rendimiento, destacan:

  • Mala velocidad de carga del ecommerce.
  • Escaso número de opciones de pago disponibles.
  • Checkout con demasiados pasos.
  • Necesidad de registrarse para finalizar la compra.

En líneas generales, existen dos tipos de procesos de checkouts: los one page y los multi step. Ambos diseños son frecuentes en tiendas online de todos los sectores, pero ¿en qué se diferencian?

Checkout en compras online, ¿one page o multi step?

Más allá del significado de la página de checkout, daremos respuesta a una duda frecuente: ¿cuál es la mejor opción, one page o multi step?

En los checkouts con diseño one page se muestran todos los elementos en una única página: items del carrito, dirección de facturación, las opciones de envío, etc.

La creación de este tipo de página pretende minimizar los tiempos de espera entre páginas y agilizar así el proceso de pago.

Una de sus principales ventajas es el menor número de clicks que los usuarios deben hacer. En teoría, esto debería reducir las fricciones entre el ecommerce y el consumidor.

Otra interesante ventaja de los checkouts one page es la sencillez: de un vistazo, los clientes pueden ver todos los campos y opciones, modificando las que más les interesen.

Pero estos checkouts tienen desventajas evidentes. Por ejemplo, la necesidad de agrupar todos los elementos en una misma página podría intimidar a los clientes primerizos.

Al menos, esa es la opinión de los ecommerces que no utilizan diseños one page para sus checkouts.

Otras voces críticas afirman que estos diseños tardan más en cargar. Debido a la gran cantidad de campos y elementos que deben mostrarse, el tiempo de espera es mayor. Y claro: más tiempo de espera, más rebotes y carritos abandonados.

Por otra parte, en los checkout con diseños multi step los diferentes elementos (items, formas de pago, etc.) no se concentran en una única página, sino que se distribuyen en 2-3 páginas diferentes.

De esta forma, los usuarios pueden concentrar toda su atención en cada uno de los apartados del checkout, uno por uno.

Una de las principales ventajas de este diseño es que simplifica el trabajo de los consumidores, al guiarles paso a paso en este proceso.

Asimismo, los usuarios se sienten menos agobiados, ya que no se le presentan todos los elementos al mismo tiempo.

En principio, los diseños multi step deberían reducir los tiempos de carga, pero esto es engañoso: la necesidad de pasar de una página a otra represente el mismo tiempo (o incluso más) que el exigido por los diseños one page.

En cualquier caso, ambos tipos de checkout han demostrado su efectividad en ecommerce. Pero ¿cómo podemos mejorarlos?

4 consejos para optimizar los checkout en compras online

Aclarados qué son los checkouts en las compras online, merece la pena profundizar en las mejores prácticas para optimizarlos. ¿Nos acompañas?

Permitir compras con guest checkouts

¿Sueles obligara a tus clientes primerizos a registrarse? Este es un error muy común. En lugar de hacer eso, ofréceles la opción guest checkouts.

Gracias a ella, podrán comprar lo que desean, sin necesidad de rellenar ningún formulario. ¡Esta práctica ha demostrado reducir las tasas de rebote entre los nuevos usuarios!

Reduce las distracciones visuales

¿Sabes que tienen en común los checkout en compras online más eficientes? Visualmente son sencillos y fáciles de escanear para la mente.

¡Es importante reducir las distracciones al mínimo! En la mayoría de los casos, los checkouts utilizan los colores blanco y negro. Muy rara vez emplean colores. El fondo puede ser blanco o de un gris suave, pero casi nunca negro. Sólo los títulos y los campos deben ser oscuros.

Este efecto negro sobre blanco tiene un por qué: de forma natural, el cerebro humano escanea los espacios en blanco (en una hoja de papel, en una pared blanca, etc.).

Muestra FAQs y enlaces a páginas de ayuda

Es posible que pienses que tus procesos de checkout son muy simples e intuitivos, pero debes saber que no todos los usuarios están familiarizados con la compra online. ¡No dés nada por sentado!

En consecuencia, te recomendamos mostrar en un lugar visible un enlace hacia la página de FAQs o similar. De esta forma, tus clientes podrán informarse acerca de tus formas de envío, política de devolución, etc.

Ofrece la opción de registrarse más tarde

Si en el primer consejo recomendábamos ofrecer la opción guest checkouts, ahora añadimos: muéstrales un enlace visible hacia la página de registro o bien incluye este formulario cuando hayan realizado la compra.

Para los clientes, el registro es importante, ya que les permite ahorrar tiempo en futuras compras.