Atención, propietarios y gerentes de los ecommerces del mundo: Ignorad esto por vuestra cuenta y riesgo. ¿Por qué es importante la conversión móvil? Simple y llanamente porque, tal como están las cosas, los ordenadores de sobremesa y los portátiles pronto podrían quedar obsoletos.

Nuestros dispositivos son cada vez más pequeños. Ya no usamos ordenadores de sobremesa. ¿Te has dado cuenta? Hace tan sólo unos años, los ordenadores de sobremesa eran la opción principal de los usuarios. Ahora, más allá de en entornos laborales, poca gente utiliza este tipo de dispositivos.

Los smartphones están pegando muy fuerte en este momento. Y es ahí donde se está centrando la navegación de los usuarios. De hecho, se calcula que actualmente hay unos 10.000 millones de dispositivos móviles con conexión a Internet.

En la actualidad, casi el 90% de los accesos a Internet se hacen desde un smartphone. Por lo tanto, si no prestamos atención a la optimización de la versión mobile de nuestra web, nos estamos arriesgando a perder un enorme porcentaje de nuestras ventas potenciales. Y esto no es algo que nos podamos permitir.

A día de hoy, cualquier empresa que audite su ecommerce te dirá que priorices este asunto antes que cualquier otro.  Un ecommerce responsive debería adaptarse a cualquier dispositivo. Y atención: A veces no consistirá únicamente en cambiar los tamaños o el diseño de los diferentes elementos de la web, sino en reducir el número de elementos que se muestren. En ocasiones no es necesario que la versión mobile cargue todo lo que carga la versión desktop. Otra opción es adaptar la versión de tu tienda a una progressive web app por ejemplo.

La ciencia detrás de la tasa de conversión en mobile

La tasa de conversión es el porcentaje de usuarios que entran a tu ecommerce y compran (o realizan la acción que quieras que realicen… ya sea comprar, suscribirse a una newsletter, llamarte o descargarse un ebook). Es importante que tengas claro cuál es tu ratio de conversión inicial y cuál es el objetivo que quieres conseguir.

Por supuesto, el ratio de conversión nunca será igual en desktop que en mobile. Las tasas de conversión en mobile suelen ser más bajas en un móvil que en un ordenador de sobremesa. Deberemos trabajar para optimizar ambas, pero tampoco tenemos que desesperarnos si vemos que no conseguimos que esté igualadas.

El ratio de conversión a venta es muy importante, pero no es el único aspecto de conversión a tener en cuenta. Como ya hemos comentado antes, la conversión puede enfocarse a cualquier objetivo que quieras que cumpla un usuario. Podrían ser:

  • El número de usuarios que agregan productos al carrito
  • El número de suscripciones a tu newsletter
  • Las veces que tus usuarios comparten un producto en redes sociales
  • Cuando un usuario añade un artículo a su wishlist
  • Los formularios que completan

Como verás, la conversión es un término muy amplio. Pero, al final, optimizar la tasa de conversión consiste en revisar todos los pasos que un ecommerce necesita tener cubiertos para que la experiencia de compra en mobile funcione. Con esto, impulsaremos nuestras ventas y mejoraremos los KPIs (Key Performance Indicators) de nuestra tienda online,.

Te sorprendería leer que la tasa de conversión media en el ecommerce mundial es del 1-2%. Sí, es realmente baja. Con esto, lo que queremos decir es que, aunque tu tienda esté súper optimizada, es probable que tan solo un 2% de los usuarios que entran a tu tienda acaben comprando. Toma esta cifra como un punto de referencia sobre el que mejorar.

Cómo calculo la tasa de conversión en mi ecommerce

Pongamos que tu tienda está recibiendo 1.000 visitantes semanales. De éstos, 10 compran. Esto supondría una tasa de conversión de 10/1.000, es decir, de un 1%.

Cómo mejorar la tasa de conversión de mi ecommerce

Ofrece envío gratuito

Hace poco hablábamos del envío gratuito en ecommerce, los problemas que engloba y cómo utilizarlo de manera rentable.

¿Por qué es necesario? Porque los clientes están acostumbrados a ello, debido a las políticas de envío de gigantes como Amazon. A todo el mundo le encanta que le traten bien, ¿no? Y el envío gratuito es muy apreciado por los clientes, incluso si no les damos descuentos en el precio de los productos u otros beneficios.

Si crees que no puede ofrecer envío gratuito, una opción es aumentar el coste de los productos para poder cubrir el envío. Muchas veces, el comercio es más un juego psicológico que algo racional.

Detecta el dispositivo

Te preguntarás por qué necesitas esto. Muy sencillo. Una misma personas puede acceder a tu web desde muchos dispositivos diferentes. Un ordenador de sobremesa, un tablet, un smartphone… ¡Incluso una smart TV! (esto último sería raro, pero nunca se sabe).

Para dar respuesta a todo esto, tu ecommerce debe de estar adaptado a cada uno de estos dispositivos.

Porque, atención. No se trata sólo de tamaño. Tus clientes pueden acceder a tu web en situaciones muy diferentes, con una iluminación distinta. No se verá igual una pantalla desde un ordenador portátil avanzado que desde un smartphone de gama baja. Aquí es donde la detección de dispositivo marca la diferencia, ya que te permite detectar desde dónde están viendo tu web y adaptarla a ello.

Cuidado con la velocidad

¡Lo has oído bien! Hasta un 40% de los clientes potenciales abandonarán tu ecommerce si tarda más de 4 segundos en cargarse por completo. ¡Es un número peligroso! Imagínate perder casi la mitad de tus clientes.